6 vestidos en busca de un autor (V): el traje de tweed de Chanel

//6 vestidos en busca de un autor (V): el traje de tweed de Chanel

6 vestidos en busca de un autor (V): el traje de tweed de Chanel

Es justo que, una de las diseñadoras que más cambios revolucionarios ha producido en la moda femenina, esté entre los grandes nombres que se agrupan en torno a las infografías de Sin Magazine que articulan esta serie de vestidos icónicos que llevamos realizando durante algunas semanas. Sin embargo, muchos podrían haber sido los diseños seleccionados de Gabrielle Chanel: sus camisetas marineras, sus petit rober noir o pequeño vestido negro, como sus complementos (camelias, perlas falsas o sombreros mucho más sencillos y de paja), el abandono del corsé por cortes rectos y fluídos…. Pero ha sido el traje de tweed de Chanel la pieza escogida como más representativa y revolucionaria y en el post de hoy trataremos de explicar por qué.

El traje de tweed de Chanel

“Viste vulgar y sólo verán el vestido, viste elegante y verán a la mujer” (Coco Chanel)

infografía del traje de chaqueta de tweed de Chanel

El diseño en el que hoy nos centramos, presenta dos innovaciones. Aunque supuso una gran ruptura en la historia de la moda, dentro de la carrera y la obra de Coco Chanel, fue, en realidad, una evolución lógica en su continua búsqueda de tejidos, sus nuevos usos de las prendas y la constante idea de liberar la figura femenina de las rigideces que impedían a las mujeres estar cómodas y ser ellas mismas.  Su vida dolorosa y apasionante  y su deseo de expresar libremente su personalidad le hicieron encontrar caminos nuevos y rupturistas. Paradójicamente, el nombre de Coco Chanel es ahora un ejemplo de elegancia atemporal y femineidad, a pesar de que el origen de muchas de sus prendas estaba en el armario de los hombres de ese momento.

La primera novedad de este diseño es el  uso del tweed o lana cardada, un tejido que Chanel conoció en  trono a 1924, tras la Primera Guerra Mundial, en un viaje que realizó con el Duque de Weinminister , que en aquella época era su amante, a Escocia. Era un tejido resistente y cálido, tejido a mano y con unos nudos e irregularidades característicos, usado hasta entonces exclusivamente en prendas masculinas. No sólo adoptó el tejido de las prendas de los hombres, sino que se inspiró en las chaquetas de caza rectas, cerradas, bien estructuradas que vestía su pareja, del mismo modo que usó pantalones y chalecos masculinos para montar a caballo inspirada por la ropa de su primer amante, Étienne Balsan, cuando las mujeres llevaban amplias faldas y corsés y montaban sus caballos con estas prendas y sentadas de lado.

Crea por tanto, su chaqueta de tweed, una prenda funcional y cómoda para la mujer que con frecuencia vestía ella misma, como el resto de sus creaciones:  cuatro bolsillos, dos superiores y dos inferiores y un ribete, que puede ser del mismo tono o generando un contraste. Va forrada en seda y cuenta con una cadena ligera en la parte del forro en la parte inferior de la chaqueta que aporta peso,  para garantizar una caída perfecta. Todos los botones incluídos en la misma llevaban el anagrama de la doble c y tenían ojales, lo que es una muestra más de la funcionalidad de esta prenda. Los bolsillos estaban donde eran útiles y no eran de adorno.

A continuación os dejo un vídeo de la Casa Chanel sobre el proceso empleado para crear la chaqueta:

«En la moda hay cosas que nunca pasan de moda: el vaquero, la camisa blanca y la chaqueta de Chanel» (Karl Lagerfeld, director creativo de Chanel)

En la última etapa de su vida, tras la Segunda Guerra Mundial y con la reapertura de su tienda en París en 1954, surge el traje de tweed de Chanel, como protesta al Neew Look de Dior, de faldas abultadas y apretadas, diseños muy femeninos, pero que no permitían a las mujeres moverse con libertad y llevar una vida funcional. La diseñadora, que en ese momento cuenta con 71 años, incorpora a su chaqueta una falda a la altura de la rodilla, recta, también de tweed a juego con la misma. A menudo, establecía sus juegos entre el blanco y negro, como en todas sus prendas, colores característicos de la diseñadora e introduce en el conjunto en ocasiones, una tercera prenda, una blusa en seda de color liso o un jersey. El conjunto podía ser complementado con cadenas en bolsillos y ribetes, las perlas, como en la infografía que acompaña esta entrada, o su flor fetiche, la camelia. Aporta así la segunda novedad: una ropa recta y cómoda que dé seguridad y se adapte a la vida de la ciudad de la nueva mujer para cualquier momento del día. Sus innovaciones, respondían siempre, más que a búsquedas estéticas, a alcanzar la comodidad y la libertad, demostrando así que la mujer sabe mejor qué es lo que necesita en cada momento que los grandes modistos y que es capaz de crear su propio vestuario y su propio estilo.

Aunque tanto la propia Chanel, como su sucesor Karl Lagerfeld  han hecho múltiples variaciones a esta prenda, la chaqueta y el traje de tweed de Chanel son diseños inconfundibles, convirtiéndose en uno de los emblemas de la maison que siempre han estado presentes, reinterpretándose y adaptándose a los tiempos, en las sucesivas colecciones desde la muerte de Gabrielle, en 1971 .

He de confesar, que para cerrar el post de hoy, buscaba melodías más francesas, ecos parisinos que encajaran con el glamour de Chanel, pero al encontrar esta canción, Mi libertad, de los colombianos Monsieur Periné, de su disco Caja de música, me acordé de Coco. Creo que allá donde esté mademoiselle Chanel, le gustará esta canción, que parece compuesta especialmente para ella. Que la disfrutéis vosotros también. Todo un himno.

El post de hoy llega a su fin, y la próxima semana, terminaremos esta serie. Espero que os haya gustado el diseño del traje de tweed de Chanel y la historia que lo rodea. ¿Conocías la apasionante historia de Gabrielle Chanel? ¿En qué variante os gusta más el traje Chanel y la chaqueta de tweed? Os recomiendo que no os perdáis los vídeos que se esconden tras las palabras de hoy y que os animéis a compartir vuestros comentarios con nosotros. Hasta la próxima semana.

Imagen de la cabecera: La actriz Romy Schneider probándose un traje de Tweed de Chanel en el taller de la diseñadora. (© Botti / Stills / Gamma-Rapho, extraída de Huffingtonpost)

By | 2018-05-31T08:30:01+00:00 abril 21st, 2016|Historia de la Moda|2 Comments

About the Author:

Sara Marcos

2 Comments

  1. el amanuense 21 abril, 2016 at 11:52 am - Reply

    Buenas mediodías: vaya como me gusta este Chanel tutti. Foto hermosa y añeja para empezar. Buen gusto, como Chanel. La música desde que empieza provoca y anuncia un texto compuesto desde la fuerza y la sensibilidad en acorde coctelera. Y el texto no deja de insinuar y formar. Feliz día del Libro para todos. Y gracias por este post que comenzando con Romy y terminando con ese anuncio de que termina esta serie tan interesante, me debato entre pedir otra serie larga o releerla de nuevo. Un abrazo grande

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 25 abril, 2016 at 6:39 am - Reply

      Buenos dias, Amanuense. Me alegra que te guste la entrada y que te quedes con ganas de mas series en el blog. De momento dejaremos por unos dias la moda y buscaremos algún otro camino para compartir. Mientras tanto, buenas musicas y lecturas. Un abrazo

Leave A Comment

Bienvenidos a Tutti Pazzi Per Labore

Camisetas para toda la familia, paraguas, mandiles, bodies para bebes, gorros, cojines, tote bags, diferentes bolsas de tela para niños y adultos, menorquinas… Todo lo que se te ocurra se puede pintar, te lo hacemos a mano y con mucho mimo, personalizado y exclusivo para tí.

Información de Contacto

C/ Moreda de Arriba, 89, Bajo Derecha 33670 Moreda de Aller (Asturias) Teléfono: +34 679 160 197 Email: info@tuttipazziperlabore.com Web: tuttipazziperlabore.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies