La delicada belleza de «La chica danesa»

//La delicada belleza de «La chica danesa»

La delicada belleza de «La chica danesa»

En un corto espacio de tiempo he visto dos películas en el cine muy bellas estéticamente. De esas cuyos fotogramas quedan en tu memoria como cuadros de una gran pinacoteca. Obras de arte totales en las que todos los elementos casan a la perfección buscando un objetivo común y una tremenda e impactante plasticidad. Son muestras de trabajos que entienden el cine como Arte, no sólo como medio para narrar historias o para entretener. Las dos películas a las que me estoy refieriendo son La chica danesa de Tom Hooper y La novia de Paula Ortiz, perfectas ambas para verlas en pantalla grande.

Sin embargo, mientras en la primera, de la que voy a hablar en esta entrada, la plasticidad se convierte en un envoltorio, en mi opinión, muy bello, en la segunda, la de la española Paula Ortiz, esa estética homogénea, compacta, de una sencillez sobrecogedora y envuelta en un realismo poético, es un medio para que el mensaje cale aún más y te involucres en la historia, por lo menos eso es lo que a mi me ocurrió.
En mi opinión, de La chica danesa se sale con la sensación de haber contemplado algo precioso, cuidado al detalle, preciosista, y aunque la estética ayuda en el mensaje, como veremos, el conjunto de estética e historia no arrastra al espectador, como ocurre con el otro ejemplo expuesto.

No quiero contaros mucho sobre el argumento, pero como sabréis ya, La chica danesa narra una gran historia de amor real, generoso y puro, en el que la libertad y la realización del otro es más importante que el dolor que se siente por la pérdida inevitable. Cuenta la historia, basándose en la novela de David Ebershoff , de las artistas Lili Elbe (la primera persona que se sometió en el año 1930 a un proceso de cambio de sexo) interpretado por Eddie Redmayne, y Gerda Wegener, interpretada por Alicia Vikander.

En La chica danesa todo es bello, delicado y estético, como reflejo de las vidas de ambos artistas. Este esteticismo se refleja especialmente en la fotografía, con la iluminación de Danny Cohen, y en el vestuario del español Paco Delgado (si pincháis en su nombre podréis leer una fantástica entrevista que revela sus fundamentos en el trabajo y su trayectoria laboral), nominado al Oscar por este trabajo y en el que, junto al maquillaje y a la peluquería, recae la responsabilidad de ayudar a Eddie Redmayne a que su personaje sea natural y un fiel reflejo del proceso que vive el protagonista.

Paco Delgado  ha trabajado dos veces con Almodóvar (La piel que habito, por la que fue nominado al Goya al Mejor Vestuario, y La mala educación) y es un incondicional de las películas de Álex de la Iglesia (Las brujas de Zugarramurdi, por la que ganó el Goya al Mejor Vestuario; Balada triste de trompeta, por la que fue nominado al Goya al Mejor Vestuario; Los crímenes de Oxford, Crimen ferpecto, 800 balas y La comunidad, por la que también fue nominado a un Goya). Debutó en Hollywood con Los Miserables, dirigida también por Tom Hooper. Con ella, fue nominado al BAFTA, al Premio de la Selección de la Crítica y al Premio del Sindicato de Diseñadores de Vestuario y al Oscar, permio que finalmente recayó en Jaquelinne Durren por su trabajo en Anna Karennina

«Sus vestidos hablan. Sus diseños describen a los personajes que los visten no sólo por fuera, sino también por dentro»
(Pablo Berger, director de Blancanieves, sobre el trabajo de Paco Delgado)

En la película, hay dos momentos argumentales y estéticos muy diferentes: la estancia en Copenague del matrimonio, donde ellos viven cuando comienza la narración, de tonos frios, sobrios, con una luz muy especial, y con el protagonista masculino encerrado en esos trajes impolutos de tipo duardiano que no se quita ni para pintar con los rígidos y altos cuellos que le obligan a estar recto, seguro y encerrado en su cuerpo y en su vida, llena de (aparentes) certezas. Y por otro lado su traslado a París, cuando todo ha empezado a tambalearse, cuando ya hay dudas y se reflejan en la postura de Lili, lánguida, curvada, cuando se buscan los cambios y se vive con más libertad y éxito. Entonces la pantalla se llena de tonos cálidos, llenos de amarillos y marrones. Los linos, lanas y algodones austeros de Dinamarca, dan paso a las gasas, terciopelos y brillos de Francia en pleno Art Nouveau. Un cambio cromático que también refleja un cambio emotivo. La capital francesa supone para ambos protagonistas un cambio en sus vidas y en sus estéticas y un avance en su libertad. Las características de la moda de los años 20, su libertad y sus avances están plasmados perfectamente en los diseños de Paco Delgado, sin que desentonen nada dentro de esas arquitecturas tan maravillosas, como la Casa-Museo de Victor Horta en Bruselas, escogida como localización para ubicar la casa de París del marchante francés y amigo de la pareja.

Además de epatarnos con tanta belleza, otra misión del vestuario de La chica danesa, es ayudar a hacer creíble la transformación de hombre a mujer del protagonista, sin caer en la caricatura, sin artificialidad. El objetivo era llegar a mostrar una mujer de verdad, con la ropa con la que le hacía sentir más cómoda y sin apenas maquillaje y prescidiendo, después de un primer momento de hiper-feminización natural, de pelucas y otros aderezos artificiales. “Queríamos ver a una mujer de verdad al final, no a un ser artificial, y apenas debía estar maquillada. Para no caer en la caricatura, experimentamos con formas, colores y peinados. La misma Lili tuvo que experimentar con su imagen, encontrar lo que mejor le sentaba. ¿Qué realza más la figura de una mujer? Al principio puede que haya una hiper-feminización, y a medida que se va sintiendo segura, se inclina más hacia lo natural” ha manifestado Paco Delgado
El propio actor explica que: «la hiper-feminización fue algo que me describieron algunas mujeres transexuales. Al principio de la transición visten con la ropa de su verdadero sexo. Algunas lo describieron como una adolescencia en la que se expresan maquillándose demasiado o llevando pelucas llamativas. Deben probar hasta encontrar su identidad. Hablé mucho de eso con Jan (Jan Sewell, responsable del maquillaje y peluquería).»

Terminamos el post de hoy, lleno de imágenes delicadas y belleza, con sonidos de una película no menos característica y bella en sus imágenes. El responsable de la banda sonora de La chica danesa es el compositor francés Alexandre Desplat, galardonado con el Oscar a la Mejor Banda Sonora en la pasada ceremonia por la música de la maravillosa película Gran Hotel Budapest de mi admirado West Anderson. Así que con un fragmento de esa premiada partitura os dejo, en espera de saber si repetirá estatuilla este año con la película de Ton Hooper. Espero que la disfrutéis y os animéis también a ver esta película en la que igualmente la estética tiene un papel destacado y un sello característico, como en todo el cine de Anderson.

Espero que os haya gustado el post sobre esta obra total del cine en la actualidad y esta historia tan dura y conmovedora a la vez. ¿Conocíais la obra y la vidad de Lili Elba? Si habéis visto o leído La chica danesa ¿Qué os ha parecido? Me encantaría, como siempre, poder conocer vuestras opiniones. ¡Empezamos a preparar el post de la próxima semana!

By | 2018-05-31T08:30:05+00:00 enero 21st, 2016|Artes plásticas y artes visuales|10 Comments

About the Author:

Sara Marcos

10 Comments

  1. el amanuense 21 enero, 2016 at 12:17 pm - Reply

    Buenos y feroces días de cine: vaya dos hermosas películas para ver en sala grande. La novia es Lorca en estado puro: ritmo, dolor, vida, muerte. Poesía para beber en diferentes momentos: a pequeños sorbos o de trago largo y fuerte. Interpretaciones femeninas que te vampirizan y unos escenarios que te trasladan a otros mundos. El vestuario como las emociones: a flor de piel. La chica danesa es delicadeza, modales y conflictos íntimos. un viaje a la vieja y gran Europa de entre-guerras. Interpretaciones que llegan al alma. Sensible y artístico post con un Paco Delgado grande. Como tú. Grazias y sigue asi. vaya inicio de año tan sugerente.

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 21 enero, 2016 at 12:59 pm - Reply

      Buenos días, Amanuense. Buena síntesis de lo que es La novia. Totalmente de acuerdo. Además es un drama que se exterioriza, se hace comunitario y La chica denesa es un conflicto personal auqnue además afecta dura y directamente a Gerda. Me alegro que te haya gustado. Espero poder compartir la proóxima semana con vosotros más cosas bellas. Un abrazo

  2. Sis 21 enero, 2016 at 8:47 pm - Reply

    Jobar que ganas de verla!!! Gracias Tutti por la recomendación

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 22 enero, 2016 at 8:04 am - Reply

      Buenos dias, Sis. Me alegro de que te haya gustado. No pierdas de vista tampoco La novia, que es una gran película muy bella con paisajes de los Monegros y la Capadocia. Ya me contarás qué te parecen. Un beso!!

  3. MB 26 enero, 2016 at 5:23 pm - Reply

    Gracais Tutti por tus recomendaciones, como siempre. Ambas están pendientes para ocupar un huequito en mi agenda, peor aún no las he visto. La que si vi en el cine, y después nuevamente en casa, fue la de El gran hotel Budapest, y me encantó. La ambientación, el color, los personajes, y la música, qué banda sonora más buena. Divertida, esperpepéntica y genial. Una buena recomendación. Un beso grande

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 27 enero, 2016 at 5:43 pm - Reply

      Hola, MB. Gracias a ti por seguirnos y por hacernos caso en las recomendaciones 😉 Si te gusta el cine con un sello estético propio, como el de Wes Anderson, es muy posible que te gusten estas películas de las que hablamos en el post, aunque son muy diferentes a las tramas alocadas y de aventuras de como la del Gran Hotel Budapest. Ya nos contarás tus impresiones y gracias por tu comentario. UN abrazo grande

  4. Mavi 2 febrero, 2016 at 11:29 am - Reply

    Hola. Tengo en mis manos el libro y lo voy a recomendar en Biblioteca. Ya te contaré. Un beso

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 3 febrero, 2016 at 6:08 pm - Reply

      Hola, Mavi. Estupenda noticia. Ya me contarás si la película sigue fielmente la línea del libro. La pena es que se pierde supongo, al leerlo, tanta belleza visual que aportan nombres como Paco Delgado. Un abrazo

  5. Cris 4 febrero, 2016 at 11:11 am - Reply

    Hola Tutti, he llegado tarde porque ayer vi el libro pero se lo cogió Marivi antes…a ver si se da prisa que yo también lo quiero leer después de tu recomendación..muchas gracias¡¡¡ un abrazo grande

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 4 febrero, 2016 at 11:18 am - Reply

      Hola, Cris. Espero que te guste ese personal periplo del protagonista buscándose y aceptándose a sí misma, siempre cuidado por su mujer, que ve cómo lo pierde, pero no puede dejar de quererle. YA me contarás cuando caiga en tus mano. Un abrazo y gracias por estar ahí cada semana.

Leave A Comment

Bienvenidos a Tutti Pazzi Per Labore

Camisetas para toda la familia, paraguas, mandiles, bodies para bebes, gorros, cojines, tote bags, diferentes bolsas de tela para niños y adultos, menorquinas… Todo lo que se te ocurra se puede pintar, te lo hacemos a mano y con mucho mimo, personalizado y exclusivo para tí.

Información de Contacto

C/ Moreda de Arriba, 89, Bajo Derecha 33670 Moreda de Aller (Asturias) Teléfono: +34 679 160 197 Email: info@tuttipazziperlabore.com Web: tuttipazziperlabore.com