Femme fatale, mujer letal

//Femme fatale, mujer letal

Femme fatale, mujer letal

Esta semana se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer, momento en el que, ante todo lo publicado y leído, una se da cuenta de que aún queda mucho por hacer y luchar. Yo, y supongo que muchas y muchos, me sigo preguntando por qué seguimos en este punto y por qué la mujer sigue anclada en determinados estereotipos harto difíciles de abandonar. Supongo que porque nos han encajado en compartimentos estanco, que simplifican, banalizan y empobrecen la imagen femenina que han sustituido la esencia rica y poliédrica de la mujer, como ser humano que es.

Además, llevo días pensando en el cliché de la femme fatale y de su representación en el arte desde que encontré una imagen de ella: Valentina Rosselli, fotógrafa, personaje de cómic y bomba sexual, dibujada por Guido Crepax . Así que considero que este es un buen momento para tratar el tema de la femme fatal en las distintas manifestaciones artísticas.

La mujer y su belleza han sido una constante inspiración en todas las artes a lo largo de la historia. Pero se ha trabajado, por supuesto, a través de imágenes estereotipadas que no han hecho sino empobrecer y negativizar de un modo u otro la imagen de la mujer. A ésta, se le ha encerrado en dos grande clichés: en su vertiente positiva, representante de la belleza como equilibrio, como idea absoluta e ideal, como representación del canon estético del que ya hemos hablado anteriormente y como generadora de vida. Ésta es una mujer pura, frágil, pasiva, recatada, de piel pálida, cabello largo y rubio, generalmente, como ocurre con la representación de  la Virgen María, por ejemplo.  Y por otra parte, en su vertiente negativa, la de la femme fatale, mujer letal que trae la muerte y la destrucción a través de su cuerpo.

A Valentina la encontré hace unos días en la página de un periódico y me llamó la atención su parecido con la actriz Louise Brooks, inspiración que nunca ha negado su autor, y de la que ya hemos hablado en este blog, al hablar de las flappers de la década de los 20 . Esta mujer de curvas de papel y tinta (como la Louise Brookszowyck de Hugo Pratt )  es erótica, fuerte, independiente, profesional y curiosamente, estas características ya no se reflejan en un aspecto frágil y una melena rubia y ondulada. Louis Brooks y sus ojos perfilados y su melena corta y oscura, dio cuerpo y rostro a  Lulú en el cine, personaje que  Frank Wedekind creó en su novela La caja de Pandora al final del XIX.

Mujeres fatales antes de que con Wedekind resurgiera la figura de Lulú, había habido muchas en el arte y en la cultura universal: podían llamarlas Salomé, Circe o Helena de Troya, pero todas traían la desgracia al hombre que embaucaban con su belleza. Lo que había que preguntarse es el porqué del resurgimiento de esta figura a finales de XIX. Lo explica magistralmente la profesora Erika Bornay en este artículo pero lo resumiremos del siguiente modo:

La aparición de movimientos feministas que luchaban por la emancipación de la mujer a mediados de ese siglo en Inglaterra y la dureza y valentía de algunas de sus representantes llevó a asociar a la mujer luchadora con comportamientos femeninos poco honorables. Las mujeres comienzan a pelear por su espacio y su felicidad, lo que lleva a ver a ésta como rival en lo que comienza a denominarse lucha de sexos, compitiendo en espacios que hasta ahora habían sido exclusivos del hombre.

Además, con la Revolución Industrial y la llegada masiva de población a las ciudades, surge un desarrollo de la prostitución, asociándose así a la mujer a la muerte, señalada desde entonces como única responsable en la transmisora de las enfermedades venéreas. La mujer se convierte en un ser mortal.

Además, las teorías de los filósofos del momento, Schopenhauer, Nordau, Weininger y, sobre todo, Nietzsche, tienen un fuerte tinte misógino, presentando al varón como al Superhombre y el arte se encarga de expandir estos fundamentos filosóficos y misóginos en ese momento. Las mujeres comienzan a ser vistas como seres arrastrados por una pasión voraz y se transforman, de esposas fieles castas, recatadas de la aristocracia o burguesía a transgresoras de las normas y el decoro de la sociedad, como le ocurren a protagonistas literarias como Anna Karenina o Enma Bovary que destruyen todo su entorno por su felicidad personal.

valentina roselli creada por guido crepax

“La mujer fatal es la que se ve una vez y se recuerda siempre. Esas mujeres son desastres de los cuales quedan siempre vestigios en el cuerpo y en el alma. Hay hombres que se matan por ellas; otros que se extravían…” (La cara de Dios, Ramón de Valle-Inclán. 1900)

Pero otras fueron antes de Lulú las portadoras de desgracia y maldad. A menudo se habla de Eva, como la culpable de la desgracia de la humanidad y la incitadora al pecado, tal y como sabemos a través del Génesis. Sin embargo, parece ser, si seguimos la tradición hebrea que fue Lilit la primera mujer y esposa de Adán, que no fue creada a partir de éste, sino como un igual, por lo que ella nunca se sometió al deseo del varón y llegó a abandonarle. Un espíritu libre, fuerte, que se mueve por sus deseos personales y carnales, que en comparación convierte a Eva en una mujer «buena». Lilit fue, por tanto, la primera femme fatale, rebelde, infiel y contestataria. Por tanto, Eva para los hebreos, es la segunda mujer, creada a partir de la costilla de Adán para que se sometiera a éste y no volviera a abandonarlo. Sin embargo, parece ser que estaba predestinado que el mal viniera de una mano femenina. Y eso no es un pensamiento exclusivo de la cultura cristiana, sino que la mitología griega nos presenta a Pandora, mujer curiosa, como Eva, que destapa la caja donde se encuentran todos los males de la humanidad.

El mito de la femme fatale ha sido por tanto y sigue siendo en literatura, cine y artes escénicas un icono indestructible, inspirador, lleno de fuerza, vigente, por suerte o desgracia, en todas las culturas y en todos los lenguajes. Difícil va a ser deshacernos de semejante cliché cargado de fuerza y misterio.

Hoy terminamos este post dedicado a la mujer fuerte con un himno creado por Mari Trini, Yo no soy esa, y que este año le ha servido como punto de partida a Espacio Coruña  para su reivindicación y homenaje en el Día Internacional de la Mujer en este 2016. Que la disfrutéis…y la cantéis muy alto.

Hasta aquí nuestro post de hoy, de lo más femenino, para felicitaros a todas. Un repaso por la femme fatale a través del arte para apreciar los estereotipos con los que han reflejado a la mujer y que por desgracia, siguen estando vigentes en las obras y en las mentes de muchos. Estoy deseando conocer la opinión de todas y todas a cerca de este tema. Buena semana y hasta el próximo jueves.

By | 2018-05-31T08:30:04+00:00 marzo 10th, 2016|Artes plásticas y artes visuales|4 Comments

About the Author:

Sara Marcos

4 Comments

  1. el amanuense 10 marzo, 2016 at 9:37 am - Reply

    Buenos días, Sara Tutti: otra lección de Historia, Arte, Estética, Filosofía siempre salteado con imágenes y con vídeos de extraordinario valor añadido. La mujer en pleno siglo XXI reducida por el machismo a roles menores, ninguneando su poder, mirando miopemente sus capacidades y potenciales, cuando no vejándola. Un paso necesario y urgente como tantos otros retos del siglo XXI que debe elegir ya, sin más demora, entre distopías que nos conduzcan al abismo y a la regresión del ser humano, o las utopías humanísticas, libres de prejuicios, apostando por otros modelos posibles y necesarios de sociedad, de pareja, de familia y de trabajo. Al final todo es cultura, educación y humanidad. Un abrazo y grazias

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 10 marzo, 2016 at 9:58 am - Reply

      Gracias a ti , Amanuense por acoger todo con tanta generosidad y tanta sabiduría por tu parte. Es increíble que estos roles femeninos sigan vigentes en este siglo y que se siga sin ver a la mujer como lo que es: un ser humano, completo, complejo y rico. Un abrazo y hasta la próxima semana.

  2. abies 10 marzo, 2016 at 10:21 am - Reply

    tiene pinta de que todavia queda un largo camino por recorrer….felicidades por el post.

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 10 marzo, 2016 at 5:29 pm - Reply

      Hola, Abies. Por desgracia sí, pero seguiremos derribando clichés. Muchas gracias pir seguirnos y un abrazo.

Leave A Comment

Bienvenidos a Tutti Pazzi Per Labore

Camisetas para toda la familia, paraguas, mandiles, bodies para bebes, gorros, cojines, tote bags, diferentes bolsas de tela para niños y adultos, menorquinas… Todo lo que se te ocurra se puede pintar, te lo hacemos a mano y con mucho mimo, personalizado y exclusivo para tí.

Información de Contacto

C/ Moreda de Arriba, 89, Bajo Derecha 33670 Moreda de Aller (Asturias) Teléfono: +34 679 160 197 Email: info@tuttipazziperlabore.com Web: tuttipazziperlabore.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies