¿A quién mira Georgia O´Keeffe?

//¿A quién mira Georgia O´Keeffe?

¿A quién mira Georgia O´Keeffe?

A menudo, los comentarios que realizamos sobre las Redes Sociales no son demasiado positivos: Facebook es como un patio de vecinos, Instagram sólo sirve para dar envidia, Twiter es un resumen breve y reduccionista. Sin embargo, aunque no soy una defensora de ninguna de ellas, ni mucho menos, siempre que escucho uno de esos comentarios, me viene a la cabeza que yo, gracias a algunas de éstas redes, he descubierto muchas cosas, y con eso, no me estoy refiriendo, ni al destino vacacional de medio planeta, ni los platos más suculentos con los que se alimentan algunos de mis conocidos, ni de cuantos meses es la ecografía que alguna se ha realizado esa misma mañana. Me refiero a que, gracias a los intereses fragmentados de mis amigos y conocidos, a ese mosaico de estímulos que pueblan las pantallas de los ordenadores y los móviles en la actualidad, he llegado hasta personajes curiosos e interesantes, pintores, escritores, fotógrafos, diseñadores, tanto del presente como del pasado. Internet o las redes sociales, en mi opinión, son sólo instrumentos, ventanas desde las que tú eliges mirar a lo lejos, hacia el horizonte incluso, o mirar a la ventana de la vecina de enfrente. Por eso, como instrumentos, no son buenas o malas en sí mismas. Son herramientas que, depende como las usemos, cumplen su objetivo, o por el contrario, su abuso nos conduce a una espiral sin sentido. Aunque es vertiginosa la avalancha de información que se condensa en ellas, en algunas ocasiones, desde la pantalla y en un solo segundo, han sobresalido algunos rostros, algunas palabras de algún modo en medio de esa tormenta de información, atrapándome y han conseguido que me interese por ellos, dejando que las redes siguieran su parloteo habitual y diario.

Os cuento todo esto, porque esta semana, mirando a través de una de esas ventanas sociales, Pinterest, me atraparon sus ojos, su postura, allí, sentada en el suelo, casi agazapada llena de cotidianidad, junto a su cuaderno y sus pinturas, pero mirando de un modo seguro, retando a la persona que tiene enfrente. Enseguida pensé ¿quién es esa mujer en blanco y negro con esa maravillosamente insolente  mirada y llena de encanto en su sencillez? Mis ojos fueron entonces al pie de foto y allí la encontré: Georgia O´Keeffe (1887-1986). He de confesar que me sonaba su nombre, una pintora, pero no venía ninguna referencia pictórica a mis ojos al repetir su nombre. Tenía algo en su actitud que me recordaba al modo que tenía de mirar a la cámara de su colega y también atípica mujer Remedios Varo. Así que esta fotografía antigua, de una jovencísima Georgia, me ha servido como hilo del que tirar para el post de hoy.

» (…) Su fuerza destructora era tan grande como su fuerza constructiva, los extremos coexistían. He experimentado y sobrevivido a ambas…» (Alfred Stieglitz sobre Gerogia O´Keeffe)

georgia o´keeffe y alfred stieglitz

Y de ese hilo he tirado, y aunque su obra pictórica no encaja mucho en mi juicio estético,(si me atraen su color y rotundidad), he llegado hasta una nueva integrante del club Yo soy única y me pongo el mundo por montera. Además, he descubierto la fascinante historia que se esconde tras esa mirada. Porque, ¿a quién mira en la imagen de 1918 que encabeza el post y en la multitud de imágenes que conservamos de Georgia O´Keeffe a lo largo de su dilatada vida con esa mezcla de confianza, complicidad y descaro? Del mismo modo que tras su imagen se esconde una obra personalísima, frente a sus ojos, oculto para nosotros, detrás de la cámara que la fotografió se esconde en la mayoría de ellas, el hombre que más confió en el arte de Georgia, llegando a exponer su obra por primera vez sin su consentimiento, y que la tomó como musa, compañera y amante: el fotógrafo y galerista Alfred Stieglitz (1864-1946).

Ambos fueron unos revolucionarios en sus campos y quizá por esa visión abierta y avanzada vivieron y colaboraron juntos durante muchos años. Stieglitz es una figura clave para el desarrollo del arte moderno y uno de los pioneros de la fotografía. En su galería de arte, 291 en la Quinta Avenida de Nueva York, expuso fotografía, pero también dio cabida a obra de los más destacados artistas de vanguardia: Cezanne, Picaso, Matisse, y posteriormente Duchamp y Picabia, Braque y Brancussi. Su labor como galerista pasa a un segundo término, al finalizar la Primera Guerra Mundial, e intensifica su labor como fotógrafo: creador de la revista Camera Work, su fotografía evoluciona paulatinamente de un pictoriaismo propio del momento a una concepción más naturalista y pura de la fotografía, como un arte en sí mismo, con los “retratos analíticos” que realizó del cuerpo de Georgia O´Keeffe entre 1918-1937 y de otras de sus modelos.

«Me sorprende que tanta gente separe lo figurativo de lo abstracto. La pintura figurativa no es buena pintura si no es buena en el sentido abstracto'» ( Gerogia O´Keeffe)

Tras conocerse en 1918, año en que fue tomada la fotografía de la cabecera, y tras años viviendo juntos después de que Stieglitz abandonara a su primera mujer, Georgia y Alfred se casaron en 1924 y así seguirían hasta 1946, año de la muerte del fotógrafo, a pesar de que O´Keeffe le abandonara muchos años antes por sus infidelidades y se fuera a vivir sola a un rancho de Nuevo México. Esta mujer inescrutable, sensual y femenina, fuerte, independiente y de fuertes convicciones, siguió expresando todo su interior a través de sus acuarelas abstractas cuando era sólo una estudiante, sus flores enormes e hipnóticas, sus paisajes y sus cráneos de animal, poblando el desierto en el que habitó con su naturaleza propia.

Cerramos el post de hoy, no con música como hacemos habitualmente, sino con un documental sobre Alfred Stieglitz y su fotografía, sonde hablan de ambos artistas y su obra y su contexto y donde, incluso, habla la propia Georgia O´Keeffe al final de su vida. Espero que os guste.

 

A la izquierda, Alfred Stieglitz junto a varios cuadros de Giorgia O´Keeffe

Hasta aquí estos dos pioneros del arte moderno, estas dos personalidades fuertes y con estilo propio. ¿Los conocías? ¿Qué opinión os merecen su obra? Os invito a que vosotros también tiréis de este hilo que os dejo (hay muchos enlaces e información tras las palabras en negrita de este post)….y quién sabe a dónde os llevará. Espero que compartáis conmigo vuestros descubrimientos. Mientras tanto, nos ponemos a trabajar en el próximo post. Hasta el jueves.

By | 2018-05-31T08:29:52+00:00 mayo 11th, 2017|Artes plásticas y artes visuales|4 Comments

About the Author:

Sara Marcos

4 Comments

  1. El amanuense 11 mayo, 2017 at 7:11 am - Reply

    Muy buenos días, Tutti: vaya regalo para los sentidos. Hermosas imágenes en un blanco y negro que cautiva. Cautiva como la mirada de Georgia O´Keeffe, retratada de manera magistral por ese enamorado Alfred Stieglitz. Enamorado de la mirada de su compañera, enamroado y creyente a ciegas de su arte. Enamorado de vivir sensible al arte y a todo lo bello de la vida. Otro post memorable. Como memorables son tus producciones. Creo en ti. Creemos en tutti. Grazias por compartir tanta hermosura. Delicioso. Hasta el jueves. Un abrazo

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 11 mayo, 2017 at 7:29 am - Reply

      Buenos días, Amanuense. Hoy has madrugado con tu comentario. Gracias por ese entusiasmo y esa fe en Tutti. Gracias por tirar de los hilos que desde este post dejamos sueltos. Mientras haya gente como tú al otro lado cada jueves, seguiremos escribiendo y buscando para aprender todos juntos. Un abrazo

  2. Alicia Hierro 11 mayo, 2017 at 7:22 am - Reply

    Me ha encantado. No se me ocurre más…

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 11 mayo, 2017 at 7:56 am - Reply

      jajajaaa…Alicia, gracias. No hace falta más. Es un gran regalo saber que estás ahí 😉 Buen día

Leave A Comment

Bienvenidos a Tutti Pazzi Per Labore

Camisetas para toda la familia, paraguas, mandiles, bodies para bebes, gorros, cojines, tote bags, diferentes bolsas de tela para niños y adultos, menorquinas… Todo lo que se te ocurra se puede pintar, te lo hacemos a mano y con mucho mimo, personalizado y exclusivo para tí.

Información de Contacto

C/ Moreda de Arriba, 89, Bajo Derecha 33670 Moreda de Aller (Asturias) Teléfono: +34 679 160 197 Email: info@tuttipazziperlabore.com Web: tuttipazziperlabore.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies