Grasse, el perfume está en el aire

//Grasse, el perfume está en el aire

Grasse, el perfume está en el aire

Hemos vuelto. El verano ha terminado (mañana, oficialmente). Las vacaciones forman ya parte del pasado. Sin embargo, aún quedan en nuestras retinas retazos de las imágenes de los lugares más hermosos que hemos habitado este verano, de los rayos de sol más intensos y en nuestras bocas el regusto a los últimos helados. Esos ecos de felicidad veraniega, se entremezclan con las promesas de los estíos futuros: oímos relatos de verano de preciosos lugares prometidos y vemos fotos de otros viajeros que nos atrapan imaginando que pronto recorreremos esas tierras. Todo para intentar que la nube estival permanezca y nuestros pies no lleguen aún a rozar la tierra (de nuevo). Si sois de los que alimentáis una lista de deseos en los que se incluyen lugares que visitar (grandes o pequeños, remotos o cercanos, de costa o de interior, ¡qué más da! ), la entrada de hoy es para vosotros. Amigos viajeros, lectores soñadores, amantes de la elegancia y la delicadeza, seguid hoy a Tutti en un viaje en el que nos guiará nuestra nariz, porque hoy, a través de estas líneas (y antes de que podamos hacerlo físicamente) recorremos las calles de Grasse, la ciudad que huele a flores.

Si bien en Francia existen muchos rincones maravillosos, únicos y llenos de atractivos para los amantes de la belleza, hoy queremos visitar con vosotros Grasse, ciudad de la Provenza Oriental considerada la capital de los perfumes. Los palacetes medievales  y las casas, las callejuelas estrechas y laberínticas, las arcadas, las pequeñas plazas llenas de encanto y su hermosa catedral gótica coronan la colina que se extiende a sus pies como una alfombra de los colores y aromas que desprenden las rosas, los nardos y los jazmines, que son la base de los olores que encierran los deseados frascos.

Su enclave estratégico entre el mar y la montaña (a sólo 12 km de Cannes y el Mediterráneo y a media hora de los Alpes del Sur) ha convertido a Grasse desde la época medieval en un dinámico motor comercial. El perfume floral surgió como complemento al cuero, enmascarando así su mal olor, producto que se trabajaba en la localidad entonces y que aportaba los mayores ingresos. La primera seducida por la idea que tuvo Galimard, un curtidor de la localidad quien ideó el crear guantes de cuero perfumados aportando a Grasse una fama mundial,  fue Catalina de Médicis. Posteriormente, el particular microclima de la zona (cálido y húmedo) que ayudó al cultivo de las flores como la rosa, el jazmín, el clavel, el nardo, la violeta, la mimosa y la flor de azahar, así como las altas tasas impuestas al producto y la competencia que ejercía Niza, obligan a abandonar la industria del cuero y apostar por el floreciente negocio de la perfumería, en pleno desarrollo a partir del XVII y cuya evolución a lo largo del XVIII la convierte en la industria más importante, motor económico que la mantiene esplendorosa hasta nuestros días. Actualmente, de los 200 perfumistas que hay en el mundo, 40 tienen sus fábricas ubicadas en Grasse. Ahí es nada.

Todo en Grasse recuerda a los perfumes: sus fiestas llevan nombres de flores (como la fiesta del jazmín en agosto que se celebra con una batalla de flores y rociándose los participantes con agua realizada con dicha flor además de celebrarlo con música y comida en los jardines), en sus calles se rodaron las tortuosas vivencias de Jean Baptiste Grenouille, el protagonista de ese canto a los olores que escribió y describió magistralmente Patrick Süskindy en sus museos nos hablan de la historia de las fragancias. En el Museo Internacional del Perfume se desglosa el proceso de creación:  elección de esencias, de destilación y de extracción. Y además podremos disfrutar no sólo de los secretos del contenido, sino de las parcelas que hay que trabajar para conseguir un exquisito continente: en su primera planta disfrutaremos de todos los frascos de perfumes diseñados hasta el momento, desde una deliciosa miniatura con forma de mano del siglo XV hasta el frasco cibernético del más arriesgado diseñador francés contemporáneo y en otro piso todo el proceso del marketing del producto. Hasta su celebridad local, Jean Honore Fragonard, nos evoca con sus pinceles el olor de los polvos de tocador y otros delicados olores. Pero no todo es turismo y pasado en Grasse. También su día a día está articulado en torno a las flores ya que en la actualidad sus habitantes recogen de 2 a 3 kilos de jazmines todos los días, siendo un 1 kilo equivalente a  8000 flores.

Por supuesto, en nuestro viaje a Grasse debe haber tiempo para realizar una visita guiada (y gratuíta) a una de las destilerías de las grandes casas de perfumes, entre las que destacan las de Fragonard, Molinard y Galimard, laboratorios donde se destilan las fórmulas con las que se crean las esencias más famosas para perfumes, cosméticos y jabones hechos a mano. Incluso nos proponen en ellas talleres en los que podemos crear nuestras propias fragancias o participar en las distintas etapas de elaboración del producto, incluida la recogida de la flor. Está claro que después de nuestra visita a Grasse nos convertiremos en verdaderos expertos en su fabricación y proceso.

Hasta este Jardín del Edén, hasta este Paraíso de las fragancias llegaron hace mucho tiempo las grandes maisons de moda para crear sus perfumes. Es por ejemplo el caso de Christian Dior que en 1951 compró el Castillo de la Colle Noir, que sirvió de inspiración y hogar al modisto y que en nuestros días sigue vinculado a la marca. Un lugar exquisito, como él mismo.

Sesenta años después, Dior ha vuelto a Grasse. En esta ocasión a Les Fontaines Perfumeés, una enorme finca en el centro de Grasse, donde tanto Dior como Louis Vuitton tienen sus oficinas y laboratorios, lugares donde tradición e innovación, tierra y tecnología se funden como los olores de sus esencias en nuestra piel, creando un producto eterno y lleno de elegancia.

A continuación os dejo dos de los capítulos de la serie que ha realizado la casa Dior para descubrir la materia prima de sus exclusivos perfumes. De la mano de el Perfumista- Creador de dicha casa, Francois Demachy, detenemos nuestra mirada en dos de los pilares olorosos sobre los que se construyen las fragancias de la casa y que se cultivan en Grasse: la Rosa de Mayo y el jazmín Grandiflorum.

Para finalizar este primer post después de las vacaciones, hemos escogido un descubrimiento reciente, a través de este fantástico documental, que nos ha dejado sin respiración (y luego, momentáneamente sin olfato):  la versión que Janis Joplin y The Big Brothers and The Holding Company hicieron del eterno y multiversionado Summertime de George Gershwin de su ópera Porgy and Bess, porque como dice su letra, “en verano, la vida es fácil” y aún soñamos con el calor. Es un gusto verla y oírla en esta actuación en directo. Espero que a vosotros también os cautive, como a mi.

Hasta aquí nuestra primera entrada del curso. Espero que os haya gustado nuestro paseo por Grasse y que el olor de los jazmines y las rosas os acompañen durante toda esta semana. Estoy deseando leeros a través de vuestros comentarios y que me contéis qué lugares habéis descubierto durante este verano. Hasta la próxima semana.

By | 2018-05-31T08:29:49+00:00 septiembre 21st, 2017|Creatividad y diseño|9 Comments

About the Author:

Sara Marcos

9 Comments

  1. Mavi 21 septiembre, 2017 at 8:23 am - Reply

    Hola. Había oído hablar de Grasse por encima. Qué bien que alguien se toma la molestia de pasearme por allí. Besos

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 22 septiembre, 2017 at 4:22 pm - Reply

      Jajaaa…Hola, Mavi. Ojalá pudiera llevaros de verdad, fletando un avión o chascando los dedos, como fuera 😉 Seguiremos de vez en cuando metiendo estas ciudades mágicas para compensar tanto trapito y tanta pintura 🙂 UN abrazo

  2. El amanuense 21 septiembre, 2017 at 5:17 pm - Reply

    Bendita vuelta, buenas tardes: grazias Tutti por ponernos ante nuestros ojos de fin de verano esa excursión por el Paraíso de los perfumes. Otro curso para (yo al menos así lo deseo) disfrutar de tus entradas. La Joplin en estado puro; una voz negra en ese cuerpo diminuto, deseosa de salir y romper con todo. Aromas, sonidos, colores…..Ya quiero preparame para el del jueves. Un abrazo

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 22 septiembre, 2017 at 4:25 pm - Reply

      Gracias por este recibimiento con los brazos abiertos (y los ojos bien preparados). Espero que el resto de las entradas que ya se van perfilando también te gusten. La Joplin ha sido un descubrimiento reciente y no sólo en lo musical. Un bestia de escenario, una mujer deseosa de amor fuera de él. Te recomiendo el documental que habla de ella (la información está escondida tras las palabras del post) Un abrazo

  3. Gloria 22 septiembre, 2017 at 2:30 pm - Reply

    Qué bien volver a leerte!
    Y qué casualidad! Este curso pasado uno de mis hijos visitó Grasse en viaje de intercambio con el instituto. Vino entusiasmado (no sólo por el tema perfumes, claro, que un viaje así da para mucho…) y nos trajo unos jabones de delicioso olor. Otro hermoso destino para apuntar en la lista
    No conocía esa versión de Janis Joplin, pelos como escarpias!!!!
    Feliz curso!

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 22 septiembre, 2017 at 4:28 pm - Reply

      Hola, Gloria. Es un gusto saber que a mi vuelta sigues ahí. Te lo agradezco y me da energía. Así que tú sabes de primera mano que ese lugar que parece de cuento existe y que efectivamente, todo lo que sale de allí tiene un olor especial. Quizá tu hijo aún huela a flores 😉 Seguro que te encantarían todos sus colores, su luz…todo el buen gusto que se respira por allí va mucho con tu estilo de pintura. Ese viaje va a ser obligatorio ! 😉 Un abrazo muy grande y hasta el próximo jueves

  4. Gloria 23 septiembre, 2017 at 8:30 am - Reply

    Jajajaja! Por mucho que sean nuestros hijos del alma, con 14 añazos el olor a flores sólo dura lo que tardan en salir de la ducha… Aunque hayan estado en Grasse!!!
    Habrá que ir para vivirlo 🙂

  5. jose 4 octubre, 2017 at 1:54 pm - Reply

    Este post es una enciclopedia…cada vez descubro algo…gracias tutti

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 5 octubre, 2017 at 8:48 am - Reply

      Me alegra mucho. Gracias a ti que nos lees cada semana. Es un gusto y un verdadero motor para mi el poder compartir todas estas cosas con vosotros y si, además, os descubro de vez en cuando algo…mejor! Un abrazo muy grande

Leave A Comment

Bienvenidos a Tutti Pazzi Per Labore

Camisetas para toda la familia, paraguas, mandiles, bodies para bebes, gorros, cojines, tote bags, diferentes bolsas de tela para niños y adultos, menorquinas… Todo lo que se te ocurra se puede pintar, te lo hacemos a mano y con mucho mimo, personalizado y exclusivo para tí.

Información de Contacto

C/ Moreda de Arriba, 89, Bajo Derecha 33670 Moreda de Aller (Asturias) Teléfono: +34 679 160 197 Email: info@tuttipazziperlabore.com Web: tuttipazziperlabore.com