Amelie: Iconos de cine y moda (X)

//Amelie: Iconos de cine y moda (X)

Amelie: Iconos de cine y moda (X)

No sé si el destino de la protagonista fue tan fabuloso como lo auguraba en el título que dio a su película Jean-Pierre Jeunet, (la película es originalmente Le fabuleux destin d’Amélie Poulain –El fabuloso destino de Amélie Poulain– aunque en español se tradujo simplemente como Amelie). Lo que si fue de grandes dimensiones fue la repercusión que tuvo en la moda y en la estética del cine posterior (y en las pantallas). Por eso, 16 años después de su estreno, podemos decir que el destino de Amelie Poulin era convertirse en un icono del cine y de la moda, y como tal, hoy protagoniza un nuevo capítulo de nuestra serie.

Retomamos nuestras prendas icónicas tras la pausa estival adentrándonos ya en la década de los 2000, lo que significa…que nuestra selección va llegando poco a poco a su fin. (sniff!)  En la lista de 100  prendas icono de la moda en el cine, elaborado por Silvia Castillo y Xescu Prats dentro de el libro Cine y Moda. ¡Luces, cámara y pasarela! coordinado por David Felipe Arranz, que seguimos para la serie que venimos realizando desde hace unos meses, esta atípica película de colores saturados y sueños románticos ocupa el puesto número 74 por las botas Dr. Martens que calza la protagonista. Sin embargo, nosotros nos vamos a fijar en su vestuario en conjunto, que forma además un todo homogéneo con la estética de la cinta, con su fantástica fotografía de Bruno Delbonnel  y con la magia de los pequeños detalles cotidianos que creó un referente visual, un antes y un después (¡hasta un musical en Broadway han hecho sobre ella!)

Intuímos al ver esta película, que su “trastienda” es casi tan atractiva como lo que vemos, porque está llena de detalles curiosos. Podríamos fijarnos en todos ellos, pero como contamos con artículos estupendos, como el de La Pequeña Salvaje, que nos hablan de las anédoctas de su rodaje, vamos a centrarnos en su vestuario.

«Son tiempos difíciles para los soñadores» (Frase de la película Amelie)

amelie su padre y el gnomo de jardin
amelie frente a la pantalla
amelie desde ventana cocina

Aunque no todo el mundo celebra este canto a la vida y a los detalles de una chica tímida que atiende más a las necesidades de los otros que a las suyas mismas (porque  también ha tenido fuertes críticas, ya que, indiferente, Amelie, no deja a nadie), de lo que no cabe duda es que su vestuario encaja perfectamente con su estética y con el espíritu de la protagonista. Es todo un acierto. La responsable del mismo es Madeline Fontaine, colaboradora habitual de Jeunet, recientemente nominada al Óscar por el vestuario de Jackie y responsable del vestuario de la serie Versailles que se emite en la actualidad.

«¡Si Amélie prefiere vivir en un sueño y seguir siendo una jovencita introvertida tiene todo el derecho a estropear su vida!» (Frase de la película Amelie)

En mi opinión, los aciertos del vestuario creado por Madeline y que han convertido a Amelie en un icono visual reconocible por su ropa son:

-Su (aparente) sencillez. Al igual que el maquillaje y el corte de pelo característico de la protagonista, que muchas quisimos imitar en nuestra juventud desafiando la ley de la gravedad, son muy simples pero favorecedores, nada casuales en realidad y resumen visualmente la personalidad de esta chica atípica (ésta es, en realidad, la segunda razón).

-Amelie es una chica dulce, que no se da demasiada importancia, romántica, típicamente parisina (imagen que consigue con sus faldas, su pañuelo en la cabeza, sus abrigos entallados, pero sin caer en los clichés). Es urbana (una paseante más del bohemio barrio de Montmartre, donde se rodó casi por completo) y por eso lleva esas famosas botas que junto con la americana le dan un aire masculino, casi atípico, excéntrico (porque Amelie es una chica inusual) pero que combinan perfectamente con su falda, sus cardigans con escote redondo y ajustados, dando así idea de que no es una princesita pasiva, sino que, aunque femenina, es práctica y pasa a la acción (aunque como vemos en la película, en los temas del amor…cuesta algo más).

-Los colores. La ropa que luce la actriz Audrey Tatou es de tonos cálidos muy específicos, como el rojo (el amor), verde (la esperanza) y amarillo (la felicidad), haciendo juego a los tonos empleados en la fotografía y en la escenografía de la cinta. Estos colores saturados nos hablan de la vitalidad de la protagonista, de su ilusión por las pequeñas cosas. Consigue así un conjunto muy homogéneo de los tres elementos (vestuario, luz y escenografía) hablándonos así de un mismo universo, el mundo personal donde vive (encerrada) la propia Amelie. Sin embargo, el tono a veces oxidado, algo sombrío de ciertos momentos puede referirse a su soledad, ya que ella, encerrada en su burbuja de sueños ideales no ve toda la hondura de su situación y que está a punto de perder lo que realmente desea.

amelie nino en junto fotomaton
amelie con gafas y panuelo junto a cabina

Terminamos la entrada de hoy con un vals, muy francés, con acordeón y todo eso.  Pero no, tranquilos, no es el famosísimo vals de Amelie de Yann Tiersen, que por cierto, no fue compuesto específicamente para la película, ya que la banda sonora ya pertenecía a la discografía del músico. Al igual que la actriz protagonista, Audrey Tatou, el músico belga no fue la primera opción del director, que quería al compositor Michael Nyman (en el caso de la actriz, la primera elegida para protagonizar Amelie, y parece que incluso escribió el personaje para ella, era Emily Watson). Pero no os preocupéis: después del archiescuchado vals de la película, no podíamos haber elegido otro más apropiado. La cantante se llama Amelie, y mucho en ella recuerda a la protagonista francesa: su dulzura, su amor por el color, especialmente por el rojo de las amapolas, de hecho su grupo se llama  Amelie-le-crayons (Amelie y las pinturas) y su fe en el amor y en la vida, como refleja la letra de la canción seleccionada, Ta p´tite flamme. Espero que os guste mucho y la bailéis siguiendo su 1-2-3, 1-2-3….

Espero que os hay gustado nuestro post de regreso a la serie de moda y cine. ¿Qué os ha parecido el vestuario de Amelie? ¿Os gusta la película o sois de los que no conectáis con su personal universo? iSi aún no la habéis visto, espero que estas líneas os hayan animado a pasar una tarde disfrutando con esta cinta. Espero vuestros comentarios mientras comenzamos a preparar nuestra próxima entrada…¡después de disfrutar de la fiesta de mañana! Que descanséis y buena semana.

By | 2018-05-31T08:29:48+00:00 octubre 11th, 2017|Historia de la Moda|6 Comments

About the Author:

Sara Marcos

6 Comments

  1. El amanuense 11 octubre, 2017 at 1:00 pm - Reply

    Buenas tardes, Tutty: los colores de Amelie. Recuerdo esa saturación de colores tan intensa, que tu post me recuerda y percibo de nuevo muy nitidamente. El baile, París bohemia, y la cara de Tatou. Grazias por incluirla en este blog que va a ser tan de culto, como ya lo es Amelie. Pues, vamos a por la siguiente que esta si será en jueves. Un abrazo y buena semana para todos.

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 11 octubre, 2017 at 1:06 pm - Reply

      Gracias, Amnuense. Sí, con la siguiente no habrá sorpresas en cuanto el día…pero espero que también os sorprenda con algo. No creo que nicna sea de culto…ojalá por lo menos os guste a muchos. Un abrazo

  2. Gloria 11 octubre, 2017 at 7:09 pm - Reply

    Hola!
    Me ha encantado el post, como me encanta la película. Para mí también fue un antes y un después, algo totalmente diferente a lo visto antes. De ésas que cuando acabas de verla se te queda la sonrisa marcada en la cara, pero por todo el conjunto de historia, vestuario y fotografía.
    Gracias Sara, un placer leerte!
    Besos.

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 13 octubre, 2017 at 7:26 am - Reply

      Buenos días, Gloria. Sí recuerdo una sensación parecida a la que describes cuando se encendieron las luces de la sala. La verdad es que luego se ha repetido tanto que no nos acordamos de verdad de lo impactante que resultó la primera vez, aunqnue la verdad es que las estéticas de Jenunet son siempre similares (la importancia de los colores, por ejemplo, que tanto nos gustan y nos afectan a ti y a mi). Muchas gracias por leernos, Gloria, y por tu generoso comentario. Un abrazo grande!

  3. Pine 18 octubre, 2017 at 10:46 am - Reply

    Ays Amelie!!!Ra ra ra!!Yo también me declaro fans fans de ella y me sorprendió cuando, escuché voces que reprochaban la personalidad de la protagonista…Pero, ¿como puede alguien decir algo malo de ella?pues si…hay gente que no la aguanta y yo sigo pensando que es maravillosa..ays amelie…amelie…
    Que alegría Tutti este post, ahora cuando vuelva a ver la película me fijaré en sus ropas….Amerlie, ra ra ra.
    felicidades por el post

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 18 octubre, 2017 at 11:47 am - Reply

      Jajajjaaaa….pues sí, Pine, eres fans fans de Amelie. Amores peores podías tener, por mucho que digan las malas lenguas.El amor es así. No te voy a afear el gusto. LA verdad es que la chica en fondo y forma tiene su encanto. Ahora, ya sabes, cuando vuelvas a verlas (gracias a la excusa de Tutti y su post) fíjate sus las formas…uy! digo, en la forma, en el vestuario y siga usted siendo fans de Amelie durante mucho tiempo. Gracias por leernos! Un abrazo

Leave A Comment

Bienvenidos a Tutti Pazzi Per Labore

Camisetas para toda la familia, paraguas, mandiles, bodies para bebes, gorros, cojines, tote bags, diferentes bolsas de tela para niños y adultos, menorquinas… Todo lo que se te ocurra se puede pintar, te lo hacemos a mano y con mucho mimo, personalizado y exclusivo para tí.

Información de Contacto

C/ Moreda de Arriba, 89, Bajo Derecha 33670 Moreda de Aller (Asturias) Teléfono: +34 679 160 197 Email: info@tuttipazziperlabore.com Web: tuttipazziperlabore.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies