El estilo es Iris Apfel

//El estilo es Iris Apfel

El estilo es Iris Apfel

«Vivir es la mejor inspiración. Y esta te llega de la gente, al leer libros, visitar museos, caminar por la calle, ver una obra de teatro, escuchar una canción. Nunca sabes realmente por dónde va a venir. Pero si algo está claro es que siempre tienes que moverte.» (Iris Apfel)

El otro día se me ocurrió que, si hiciéramos un club que se llamara Yo soy única y me pongo el mundo por montera, tendríamos entre las protagonistas de varios de los post del blog de Tutti pazzi per labore a algunas de sus  integrantes más destacadas. Vivian Maier y sus fotografías callejeras, Carmen Martín Gaite y sus collages, Katherine Hepburn y su feminismo envuelto en glamour, Coco Chanel y sus rupturas estéticas o la revolucionaria Tina Modotti podrían entrar en este club de mujeres con personalidad y un estilo propio alejado de estereotipos. Pero sin duda, la representante de todas ellas, la presidenta de honor de este grupo en mi opinión sería, por la forma y por el fondo, la protagonista del post de hoy: la gran Iris Apfel.

«Algunas personas hacen un gran esfuerzo por ser diferentes. Yo no» (Iris Apfel)

Llevo tiempo reflexionando sobre qué es el estilo, y no me refiero únicamente a la imagen personal, sino más bien qué es tener una voz propia, y sobre todo…cómo conseguirlo. Y entre estos pensamientos se me cuelan estas mujeres fuertes, distintas (¡bendita diferencia!), que creaban tal cual ellas eran, sin copiar ni comparar, pero con todo el riesgo que conlleva ir a contracorriente. Esa creo que es la clave: permitirte ser y crear (sea lo que sea) en consecuencia. Mientras mis pensamientos sobre la creatividad se intesificaban gracias a este libro, se me cruzó rápidamente Iris Apfel, (bueno, todo lo rápidamente que puede ir una mujer de 95 años) pero, como siempre va bien llamativa, fue imposible que la perdiera de vista y seguí su rastro, que me llevó hasta el documental «Iris« que realizó en 2014 Albert Maysles y cuyo trailer os dejo bajo estas líneas. Una advertencia: no os dejéis engañar por los colores, por esos enormes collares étnicos, de esas gafas negras XL y las miles de pulseras que cubren sus brazos, porque Iris Apfel es algo más que una gurú de la moda o una mujer extravagante sin más: es una mujer sabia.

En mi opinión, una de las cosas más difíciles de esta vida es saber quién eres y qué quieres. Escuchando a Iris Apfel, uno se da cuenta de que ella lo tiene bien claro, y no por su dilatada vida, sino porque se conoce y se acepta desde hace mucho tiempo. Iris sabe muchas cosas:

  • Que en esta vida quiere divertirse (“La vida ya es gris y aburrida, por lo que se puede divertir y hacer feliz a la gente con un poco de fantasía”, dice) y que para ella esa diversión se la aporta la moda.
  • Que no es guapa, ni nunca lo fue, pero que tiene estilo que es mucho mejor (como le dijo en una ocasión Frieda Loehmann, fundadora de los famosos almacenes Loehmann’s, cuando nuestra protagonista era muy joven).
  • Que se viste así para ella, no para impresionar a nadie.
  • Que es y ha sido toda su vida una rebelde (“No tengo ninguna regla, porque las rompería todas y eso es una pérdida de tiempo”)
  • Que no hay un estilo único y que cada uno debe encontrarlo y trabajarlo, porque se puede educar, como el ojo artístico, pero a partir de la personalidad de cada uno (“Si te preocupas demasiado por cómo vas, te perderás a ti mismo. Si estás perfecto pero incómodo, es que no tiene sentido lo que te has puesto”)

En cuanto a lo estilístico, a Iris también lo tiene bien claro: le encanta las prendas simples, bien cortada y estructuradas para que la pueda transformar con los más variados complementos, adaptándo la misma prenda a looks diurnos y nocturnos y los colores fuertes. Fue una de las pioneras en mezclar prendas de firma y alta costura con otras producidas en masa, compradas en mercadillo o hasta artesanales, una de las primeras mujeres que usó pantalones vaqueros cuando eso constituía todo un escándalo, gracias a su persistencia y cabezonería y ropa eclesiástica antigua que conseguía en Europa. Allí también visitaba las pasarelas y tras los desfiles pedía las prendas poco convencionales de las que se querían deshacer los diseñadores o las muestras que compraba a un precio mucho menor, con lo que se hizo con una gran colección sin gastar cantidades desorbitadas de dinero. “El estilo es diferente para cada persona. No hay una fórmula. Para mí, estilo es sobre todo actitud. No tiene nada que ver con la cantidad de dinero que posees”.

iris apfel posando en su casa

«Debes conocerte y saber que no importa lo bella que sea una prenda. Si no te sientes cómoda en ella, parecerá que la has tomado prestada. Tratar de copiar el look de alguien es una tontería«

iris y carl apfel

Esta neoyorquina, a pesar de haber vestido toda la vida del mismo modo, saltó a la fama y a las portadas a sus 84 años, cuando el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York le dedicó una exposición, Iris Apfel: rara avis, donde se exponían más de 80 trajes de su peculiar colección de moda en la que hay piezas de Dior, Dolce & Gabbana, Nina Ricci, Geoffrey Beene, Lanvin, etc. acompañados de sus complementos, tal y como Iris los luce, rompiendo estereotipos, pura fantasía. Si Iris no se cierra en lo estético a nada, tampoco lo ha hecho a lo largo de su vida y así se ha dedicado a muy diferentes profesiones según la vida se ha ido presentando ante ella (“Si te cierras a una sola cosa, no aprendes nada”): estudió en la Universidad de Nueva York, trabajó para el Women’s Wears Daily, para la interiorista Elinor Johnson  y cuando se casó con Carl Apfel, su compañero de viaje durante 67 años y con el que formaba una pareja tierna y sólida, crearon la exquisita firma de textiles y diseño interiores Old World Weavers, lo que les llevó a viajar por todo el mundo visitando mercadillos con su olfato inconfundible y trabajando para clientes como Greta Garbo, Patricia Nixon y Estée Lauder y a decorar la Casa Blanca para nueve presidentes, desde Harry S. Truman hasta Bill Clinton, además de ser diseñadora de gafas, bolsos y zapatos y profesora en la Universidad de Texas. Incansable se embarca en cada nuevo proyecto, divirtiéndose y sin parar de aprender a pesar de sobrepasar los 90 años. Todo un ejemplo.

«More is more and less is bore. (Más es más y menos es aburrido)» (Iris Apfel)

A menudo, a las personas interesadas en la moda y que les gusta comprar o coleccionar objetos, las juzgamos como materialistas, frívolas e insustanciales. Pero a pesar de los tres  pisos que tiene llenos de ropa y el almacén gigante en Nueva York con auténticos tesoros de todos sus viajes, cometeríamos un gran error si cayéramos en este tópico con Iris Apfel. «Amo la ropa, amo vestirme, pero no es esa mi vida. Tenía miedo de aparecer como una fashionista cabeza hueca, lo cual no soy, y afortunadamente no pasó«, dice en referencia a la cinta dirigida por Albert Maysles. En primer lugar porque Iris nunca juzga como viste alguien. En el documental llega a decir: “Es más importante ser feliz que ir bien vestido (…) Si cometes un error al vestir la policía de la moda no vendrá a encerrarte a la cárcel”. A pesar de estar dedicada ahora a la moda y ser conocida por su estilo al vestir, ese mundo de lujo e imagen no le ha impedido aprender una de las lecciones más importantes de esta vida, así cuando se le pregunta sobre de qué prenda u objeto sería incapaz de desprenderse ella contesta: “Oh cariño, en esta vida no eres dueño de nada, no estaremos en la Tierra para siempre y lo que tienes es como si simplemente lo hubieses alquilado”.

distintos looks de iris apfel

Iris Apfel, es como hemos podido leer en este post y como descubrimos en el fantástico documental mencionado anteriormente, poliédrica como su estilo, extravagante, llena de colores y complementos, pero con esa mezcla consigue un estilo propio, sólido, reconocible, propio y único, lleno de fuerza y que es una traducción directa de su personalidad. Es puro arte. Ella ha llegado a decir que lo que ella hace es jazz, pero en el plano estético, “porque el jazz es improvisación y eso es exactamente lo que hago. No me visto intelectualmente (…) Tomo algunas cosas y las mezclo con otras que son inesperadas. Funciona de la misma manera que en el jazz se puede hacer una disgresión con notas que no deberían estar allí, pero al ponerlas juntas en la melodía todo cierra.» Todos los objetos y las prendas de ropa se convierten en especiales cuando ella los combina, cuando los inserta en uno de sus looks. Por eso, la entrada de hoy la cerramos con las notas de All The things you are un maravilloso standard de jazz en la versión del gran Charlie Parker, improvisador nato y gran genio, como Iris.

¿Conocíais a Iris Apfel? ¿Qué os parece su estilo y su filosofía de vida? ¿La compartís o creéis que el estilo radica en otros aspectos? Esperamos con ganas vuestros comentarios y mientras tanto, comenzamos a pensar en nuestra siguiente entrada. Mientras tanto, disfrutad (de la moda y de la vida).

By | 2018-05-31T08:29:53+00:00 febrero 16th, 2017|Creatividad y diseño|4 Comments

About the Author:

Sara Marcos

4 Comments

  1. El amanuense 16 febrero, 2017 at 7:58 am - Reply

    Tutti, buenos días: viva la elegancia, la madurez, la sencillez y lo más autentico y personal: ser uno mismo. Viva la felicidad de sentirse libre. Un descubrimiento maravilloso, exquisito como siempre. Y para despedir a Charly Parker el gran perseguidor de Julio Cortazar. Guau!!!!!!! Grazias por compartir y recuerda que nos vemos en el Taller de María en Atentamente. Un abrazo

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 16 febrero, 2017 at 8:59 am - Reply

      Buenos días, Amanuense. Sí, viva el estilo propio y la personalidad en estos tiempos de negros y grises y de estilos uniformados y dictados por las marcas. Ojalá todos tuviéramos tan claro como Iris lo que nos gusta y lo que queremos. Debemos buscarlo, por lo menos ese es uno de mis objetivos vitales. Sí, prontito llega el taller que esperamos con ganas y que compartiremos por aquí, como siempre. Un abrazo

  2. pinepo 21 febrero, 2017 at 12:52 pm - Reply

    ostras vaya personaje tan interesante!!! …sus gafas regular…;)

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 22 febrero, 2017 at 8:06 am - Reply

      Jajaa…Pinepo, sí, una persona muy interesante, peculiar, no lo vamos a negar, pero a pesar de su aspecto y de sus gafas, nada excéntrica en su forma de ser y vivir. Sin frivolidades, ni máximas, ella vive y viste como le hace sentirse bien. Como he dicho en el post, toda sabia de la moda y la vida. Un abrazo

Leave A Comment

Bienvenidos a Tutti Pazzi Per Labore

Camisetas para toda la familia, paraguas, mandiles, bodies para bebes, gorros, cojines, tote bags, diferentes bolsas de tela para niños y adultos, menorquinas… Todo lo que se te ocurra se puede pintar, te lo hacemos a mano y con mucho mimo, personalizado y exclusivo para tí.

Información de Contacto

C/ Moreda de Arriba, 89, Bajo Derecha 33670 Moreda de Aller (Asturias) Teléfono: +34 679 160 197 Email: info@tuttipazziperlabore.com Web: tuttipazziperlabore.com