La Novia va de amarillo en Kill Bill: iconos de cine y moda (XI)

//La Novia va de amarillo en Kill Bill: iconos de cine y moda (XI)

La Novia va de amarillo en Kill Bill: iconos de cine y moda (XI)

Llegamos casi al último eslabón de esta cadena de moda y cine que hemos ido creando a lo largo de estas semanas con nuestra serie de prendas de moda icónicas del cine. Tras Amelie y su mundo de color saturado y sueños, llega un referente visual de este siglo XXI. Hayáis visto o no la película, al ver la foto de cabecera de este post, seguro que todos habéis adivinado que que íbamos a hablar de Kill Bill vol. 1. Me aventuraría a decir que casi sólo con la combinación de amarillo y negro a muchos os vendría a la cabeza la imagen de Uma Thurman y su catana a la cabeza (o los taxis de Nueva York, como opción B). Así que, sí, hoy vamos a tratar en nuestra serie de prendas icónicas del cine del mono amarillo que lleva La Novia en el cartel y en la película de Kill Bill vol. 1 de Quentin Tarantino, donde el amarillo no es sinónimo de mala suerte (o por lo menos sólo lo es para sus víctimas).

uma thurman y tarantino en el rodaje de kill bill

Para su cuarta película, que dividió en dos entregas o volúmenes, Tarantino creó un auténtico y personalísimo homenaje al cine asiático que tanto le gusta. Para ello, y con la ayuda de la actriz Una Thurman durante el rodaje de Pulp Fiction en 1994, creó la historia de una venganza: la de La Novia o Mamba Negra, asesina profesional que el día de su boda y embarazada, sufre el ataque de algunos miembros de su propia banda ( el Comando Letal Asesino Víbora ), que obedecen las órdenes de Bill, el jefe de la organización criminal. Logra sobrevivir al ataque, aunque queda en coma. Cuatro años después despierta dominada por un gran deseo de venganza. Una road movie rocambolesca, como todo el universo de Tarantino, en el que el camino que lleva a su objetivo, Bill, para hacer por fin justicia, se va llenando (literalemente) de sangre.

Sobre estas líneas podéis ver el tráiler de esta primera parte de Kill Bill, la venganza de la novia más violenta, ágil y sofisticada.

Por tanto, el título de esta película no solo aludiría a la orden u objetivo que se le graba en la mente a La Novia tras despertar de su coma (“Matar a Bill”), sino que también a lude a saldar una cuenta porque bill es cuenta en inglés, además de un nombre propio, así que también podría significar “ajuste de cuentas”. Y de eso trata la cinta que homenajea las películas de kung fu de los 70 y  los wester al estilo de Sergio Leone o Sam Peckinpah (en cuyos duelos sólo puede quedar uno) mezclado con el anime, las series de televisión de samuráis, el yakuza y el gore.

Y es en ese momento, tras su «despertar», cuando La Novia cambia el vestido ensangrentado de la ceremonia y se pone su uniforme ninja vitaminado para convertirse en una asesina justiciera y dar mandobles y catanazos por doquier. Una mujer fuerte y suficientemente preparada (para matar) que le costó a la actriz Uma Thurman meses de preparación (nueve meses de rodaje en total de la película en sus dos partes) tanto para las luchas de artes marciales y el uso de la katana como para aprender a hablar japonés. Su mensaje es muy claro y lo lleva escrito en la suela de sus zapatillas Onitsuka Tiger (también amarillas y negras) modelo Asics: Fuck U (“Que os den”). Y es que muchas son las referencias estéticas de Kill Bill que han pasado al ideario colectivo: la gabardina “ de pega” y el parche en el ojo de Daryl Hannah, el kimono del personaje de Lucy Liu que realizó Kumiko Ogawa y se convirtió en toda una tendencia e inspirador de otros diseñadores, como Vera Wang, pero ninguno nos remite tan rápido a Kill Bill como su mono amarillo.

Kill Bill es, sin lugar a dudas, una de las películas con más guiños a otras manifestaciones cinematográficas y eso que en el cine de Tarantino abundan las referencias. El propio mono amarillo que luce La Novia en la mayoría de las escenas de acción es un homenaje al que el gran Bruce Lee  lució en Furia Oriental de 1972. Todas estas pequeñas referencias y guiños (y muchos más) los podéis descubrir en el vídeo del making of que os dejo a continuación, son los detalle que han convertido a Kill Bill en una película de culto, tanto en lo cinematográfico como en lo estético.

Otro elemento fundamental del cine de Tarantino, además de la violencia, las referencias cinéfilas  y los recursos visuales y con el que disfrutamos todos indiscutiblemente, admiradores y detractores de sus películas, es la música que escoge para sus bandas sonoras. Es un maestro a la hora de rescatar viejos temas a cuyas notas asigna las imágenes perfectas, convirtiéndose desde entonces en escenas en las que ambos forman un todo que se complementa y reafirma. ¿Quién no visualiza el baile de Pulp Fiction al escuchar You never can tell de la mano de Chuck Berry o empieza a cantar el rif de guitarra de la canción en cuanto ve a Uma Thurman de negro y blanco marcándose un baile memorable con ese John Travolta con coleta? ¿Se nos ocurre una manera mejor de anunciar que oír silbar a Daryl Hannah con su peculiar gabardina por el pasillo del hospital como ocurre en la película de la que hablamos hoy?  Por esa razón, el broche musical es la banda sonora de Kill Bill, de la que podéis disfrutar pinchando en el enlace que os dejo a continuación. Que disfrutéis y evoquéis sus escenas.

Escucha Banda Sonora de Kill Bill en Spotify

Pues terminamos con este homenaje a Kill Bill y a su vestuario. Espero que os haya gustado y que os haya traído buenos recuerdos de sus escenas o que sea la excusa ideal para verla si aún lo habéis hecho. Espero con ganas vuestros comentarios mientras preparamos la entrada de la próxima semana, que ya anuncio que va a ser especial.

By | 2018-05-31T08:29:47+00:00 noviembre 23rd, 2017|Historia de la Moda|4 Comments

About the Author:

Sara Marcos

4 Comments

  1. El amanuense 23 noviembre, 2017 at 11:47 am - Reply

    Buenos días, tutty’s: vaya potencia!!! La Thurman, en estado puro. Tarantino con esa estética, color, música y fuerza narrativa. Una entrada monstruosa. Vaya enlaces tan enriquecedores, repletos de referencias al cine y a tantas cosas interesantes. Aprendiendo, siempre descubriendo y mirando con otros ojos. Grazias por tanto compartido. Creciendo hacia navidades. Abrazos

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 23 noviembre, 2017 at 5:07 pm - Reply

      Hola, Amanuense. Me alegro de que te haya gustado. Tarantino y su mundo abigarrado nunca deja indiferente: odios y amores a partes iguales. Ya solo nos queda una prenda más para cerrar nuestra serie. Pero quizá, habrá que posponerlo para el 2018, ya verás la próxima semana por qué. Un abrazo.

  2. Gloria 23 noviembre, 2017 at 9:13 pm - Reply

    Hola Sara! De acuerdo con Amanuense, menuda entrada la de hoy!
    Mucho trabajo de investigación en cada post para descubrirnos y/o recordarnos tantas cosas…
    Ésta tengo que volver a verla!
    Besos.

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 26 noviembre, 2017 at 12:26 pm - Reply

      Buenos días, Gloria. Os hago trabajar a vosotros también…lo siento 😉 Espero que algo os quede de todo esto y que disfrutéis leyendo las entradas, aunque sea un poquito. LA próxima semana, como recompensa a vuestra fidelidad…¡Un regalito! Un abrazo muy grande

Leave A Comment

Bienvenidos a Tutti Pazzi Per Labore

Camisetas para toda la familia, paraguas, mandiles, bodies para bebes, gorros, cojines, tote bags, diferentes bolsas de tela para niños y adultos, menorquinas… Todo lo que se te ocurra se puede pintar, te lo hacemos a mano y con mucho mimo, personalizado y exclusivo para tí.

Información de Contacto

C/ Moreda de Arriba, 89, Bajo Derecha 33670 Moreda de Aller (Asturias) Teléfono: +34 679 160 197 Email: info@tuttipazziperlabore.com Web: tuttipazziperlabore.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies