Productos republicanos de Tutti

//Productos republicanos de Tutti

Productos republicanos de Tutti

Hace un par de semanas os presentamos nuestra colección pinceladas, disponible en nuestra tienda online. Pero rápidamente, a esta nueva colección de Tutti pazzi per labore le ha salido una nueva rama: la colección de productos republicanos que os presentamos hoy. Pinceladas con la misma espontaneidad y fuerza o más si cabe, porque extienden los colores de la bandera republicana. Nuestras camisetas, tote bags o bolsas de asas y menorquinas de la colección republicana están también esperándoos en nuestra tienda online (para acceder a ellas en la tienda no tenéis más que pinchar en cada uno de los nombres resaltados en negrita)

Y al mezclar colores y brochazos con la  II República Española, nos hemos acordado de la maravillosa labor pedagógica que se hizo en este momento, con especial atención a la difusión de la Pintura, y a este tema vamos a tratar el post de este jueves.

(Recordad, que a lo largo de nuestro texto, como en todos nuestros posts, escondidos tras las palabras en negrita, tenéis enlaces a vídeos, articulos, etc que amplían la información que tratamos en cada momento. Que los disfrutéis) 

camiseta de la coleccion productos republicanos de tutti pazzi per labore
camiseta de la coleccion productos republicanos de tutti pazzi per labore

La II República Española, fue un sueño de igualdad, prosperidad, democracia, cultura y educación.  En el año 1931 España era un país rural, desescolarizado (con una tasa de analfabetos entre el 30 y el 50 % según las zonas) hambriento de saber y de pan, y sin infraestructuras educativas.

Los pilares del entonces llamado Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes de la nueva Constitución del país en el año 1931, son los maestros, la escuela laica, científica, potenciando la coeducación y desbordando un entusiasmo por las artes. Su proyecto educativo, amén de la construcción de escuelas, es la formación permanente (Junta de ampliación de Estudios) de los maestros y maestras, inspirada desde la Institución Libre de Enseñanza, que creara Francisco Giner de los Ríos en 1876 y cuyo hombre de mayor colaboración con el fundador, Manuel Bartolomé Cossío, pieza esencial en la política cultural de la II República.

Sería incompleto este relato si no citamos las dos fuerzas que confluyen en aquel momento histórico, tras más de cincuenta años de proceso lento y madurativo: una, el ya citado movimiento de los “institucionistas” y su visión de refinamiento cultural, científico y educativo que proponían y practicaban desde su fundación en 1876, y otra, la disciplina austera, pacifista e inteligente insuflada a los obreros por Pablo Iglesias Posse. La ILE había ido poniendo las bases con el Museo Pedagógico, la Junta de Ampliación de Estudios, la Residencia de Estudiantes, y aquel hermoso sueño de maridar ciencias y arte. Las Misiones pedagógicas se construyeron sobre esos cimientos, queriendo acercar a todos los españoles los tesoros culturales que sólo disfrutaban una minoría urbana y elitista. (Podéis disfrutar de un vídeo sobre las Misiones pedagógicas realizado por la UNED pinchando en las palabras resaltadas)

Imaginemos ahora, esos caminos de cabras, esa España rural de principios del XX, sin vehículos, transitando distancias enormes a pie. Visionemos a aquellos campesinos morenos del trabajo labriego de sol a sol, sin apenas higiene, con hambre de pan y de saber. Gentes  desconocedoras del cinematógrafo, ajenas al placer de poder entrar en una biblioteca para sumergirse en una lectura,  desposeídos de la fortuna de poder escuchar las notas del sordo Beethoven o un aria de una ópera de Rossini. Gracias al decreto de creación de las misiones pedagógicas, llegaron a las perdidas aldeas, en camionetas o a lomos de mulas y carros, pequeñas bibliotecas, gramófonos y discos de pizarra, poetas voluntariosos, hermosas reproducciones de algunas de las joyas de la Pinacoteca del Prado, intelectuales arremangados,  lo más granado de las modernidades y las vanguardias, gente del teatro y pintores soñadores.

Lorca, la filósofa María Zambrano, el dramaturgo Alejandro Casona, el cineasta José Val del Omar, el poeta Luis Cernuda, el pintor Ramón Gaya, el músico Eduardo Martínez Torner, y  Maruja Mallo, por citar algunos de los artistas que fueron misioneros, voluntariosos portadores de aquellos regalos en forma de alimento para las almas.

menorquinas de la coleccion de productos republicanos de tutti pazzi per labore
“Tenemos un pueblo maravillosamente dotado para la sabiduría, en el mejor sentido de la palabra; un pueblo a quien no acaba de entontecer una clase media, entontecida a su vez por la indigencia científica de nuestras universidades y por el pragmatismo eclesiástico, enemigo siempre de las altas actividades del espíritu. Nos empeñamos en que este pueblo aprenda a leer, sin decirle para qué y sin reparar en que él sabe lo poco que nosotros leemos”
Juan de Mairena
Antonio Machado

El Museo del Pueblo va dirigido a todos aquellos que fueron excluidos de los palacios de arte

 

Hemos dejado para el final la parte relacionada con el arte. Los que conocían el valor educativo que Manuel Bartolomé Cossío atribuía a la contemplación estética no se vieron sorprendidos por la idea de crear un museo ambulante que acercase las obras del arte universal a aquellos que nunca habían contemplado un cuadro, que casi con seguridad no conocían la existencia de un Velázquez. Como diría el propio Cossío, el llamado Museo del Pueblo va dirigido a todos aquellos que fueron excluidos, desheredados de los palacios de arte. Cossío, con la cooperación de Pedro Salinas —miembro del Patronato—, convocó un concurso para lograr unas buenas copias, a tamaño natural, de los cuadros principales del Museo del Prado. Salinas impulsó a presentar obras a unos buenos pintores jóvenes, Ramón Gaya, Juan Bonafé y Eduardo Vicente que realizaron excelentes copias para enseñar y explicar. Las caras de asombro de los visitantes al Museo ayudan a explicar la sorpresa y el agradecimiento de esas gentes olvidadas, de esa otra España. El éxito de la visión de los cuadros y las posteriores explicaciones históricas y técnicas, hizo que se ampliara el número de reproducciones y que también se añadiera una proyección de otras obras no copiadas colgadas de los muros del Prado.

La utopía de conseguir un país de personas que tuviesen a su alcance la cultura como algo integrador, no como algo elitista y de unos pocos se vio truncada por el golpe de estado de julio de 1936. Los materiales que formaban parte de las Misiones, su archivo gráfico y fílmico, se empleó a partir de entonces en acciones culturales en defensa de la República.

Interesante seria reflexionar sobre qué efecto producía en aquellas personas incompletas ese cambio radical en su manera de percibir, recibir y construir el mundo a partir de aquellas experiencias generosas, gratuitas y desconocidas, aquellas delicias culturales llegadas de tan lejos y traídas por desconocidos; misioneros culturales que quedaban tan sorprendidos por lo vivido en esos periplos,  como debieron quedar los aldeanos al recibir aquel chaparrón de arte y modernidad de manera repentina.

Y hay que terminar el post de hoy y nos se nos ocurre mejor forma que con la banda sonora realizada por Alejandro Amenábar para la película La lengua de las mariposas dirigida por José Luis Cuerda (1999) basada en un cuento de Manuel Rivas, que se centra en la figura de uno de estos maestros republicanos y de la huella que deja en uno de sus alumnos. N0 cuento más, pero si no la habéis visto, os recomiendo que lo hagáis.

Pues deseando que os hayan gustado nuestros productos republicanos y lo contado sobre la labor educativa de Las Misiones pedagógicas, os dejamos descansando (de nosotros), disfrutando y reflexionando hasta el próximo jueves. Que los aires sean propicios y los días gratos.

By | 2018-05-31T08:30:09+00:00 octubre 1st, 2015|0 Comentarios

Deja tu comentario

Bienvenidos a Tutti Pazzi Per Labore

Camisetas para toda la familia, paraguas, mandiles, bodies para bebes, gorros, cojines, tote bags, diferentes bolsas de tela para niños y adultos, menorquinas… Todo lo que se te ocurra se puede pintar, te lo hacemos a mano y con mucho mimo, personalizado y exclusivo para tí.

Información de Contacto

C/ Moreda de Arriba, 89, Bajo Derecha 33670 Moreda de Aller (Asturias) Teléfono: +34 679 160 197 Email: info@tuttipazziperlabore.com Web: tuttipazziperlabore.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies