6 vestidos en busca de un autor (I): el Traje Bar

//6 vestidos en busca de un autor (I): el Traje Bar

6 vestidos en busca de un autor (I): el Traje Bar

No cabe duda de que vivimos el momento de las infografías, porque no nos engañemos, todo lo expresado de forma sintética y con bonitas imágenes parece que siempre entra mejor y cala mucho más. De eso no hay duda. Sin embargo, yo sigo creyendo que las palabras son necesarias y son el complemento ideal para que no sólo veamos la imagen, sino la entendamos.

Os explico todo esto, porque hace unos meses encontré estas estupendas y preciosas infografías publicadas en Sin Magazinerealizadas por Elia Segura  sobre 6 vestidos icónicos de la Historia de la Moda pero eché en falta un texto que las acompañara explicando qué los había convertido en claves en la Historia de la Moda y por qué había escogido esos vestidos y no otros dentro de la producción de unos diseñadores con trayectorias dilatadas y aportaciones muy personales al mundo de la moda. Así que, el propósito de este post y de los dos siguientes es intentar aportar esa información y el contexto necesario a cada vestido para poder disfrutar de estas estupendas infografías en toda su amplitud.

Traje Bar (1947)

“Después de la mujer, las flores son la creaciones más divinas”

Christian Dior

traje bar de christian dior infografia

El Traje Bar, que ahora es todo un referente del estilo más elegante de los 50, fue en su día una auténtica revolución. Su creación fue un verdadero escándalo en ese momento, de la mano de un desconocido Christian Dior. De hecho su aparición durante el primer desfile del modisto el 12 de octubre de 1947 fue acuñada por Carmel Snow directora en la época de la revista norteamericana Harper’s Bazaar en el taller de costura de la Avenue Montaigne como “A New look”, término con el que se conoció el estilo de Dior desde ese momento. Su colección Corolle suponía una ruptura con las restricciones que la Guerra había impuesto en la moda: tejidos baratos y resistentes, colores sobrios y oscuros, faldas por la rodilla y amplias para facilitar el movimiento, hombros marcados, sombreros con adornos grandes y zapatos de plataforma. Francia y sus conciudadanos vivían inmersos en la pobreza y las restricciones y el tejido estaba limitado.

Dior y su New Look consiguieron volver a feminizar a la mujer: recupera una silueta con cintura de avispa, busto alto y marcado, hombros estrechos, faldas con mucho volumen. Sus creaciones modelaban el cuerpo femenino con cada uno de sus pliegues. Una renovación de la silueta del XIX defendida por Poiret y que Chanel había abandonado. Christian Dior, como todos los grandes, modernizó mirando al pasado y a la naturaleza.

“La estética de una época de guerra, de uniformes militares, de mujeres-soldado con hombros de boxeador… Yo deseaba mujeres-flor, con faldas como corolas.” Christian Dior

El eterno espíritu femenino abanderado por Dior estaba inspirado directamente en los recuerdos de su jardín perdido de la casa paterna de Granville, lugar de veraneo de las clases altas parisinas. «Durante los otros nueve meses, aislados en nuestra propiedad como en una isla, no veíamos prácticamente a nadie. Este aislamiento me agradaba. Habiendo heredado de mi madre la pasión por las flores, me sentía a gusto en compañía de las plantas y de los jardineros.» Por tanto las flores son la inspiración para potenciar las formas femeninas que siempre estarán de una forma u otra presente en sus colecciones.

Fue Pierre Cardin,  primer sastre de la marca, quien, patronó y cortó el Traje Bar:  la chaqueta es de shantung en color natural, confeccionada con 3,7 metros de tela y por dentro lleva entretelas de crin, para darle rigidez, y ballenas para despegarla de las caderas, como aquellas que se utilizaban en los antiguos corsés. En contraste, la falda plisada es negra. Está confeccionada en crêpe de lana, lleva enaguas de tul para darle volumen y está elaborada con una grandísima cantidad de tela, motivo por el que muchos le criticaron en un momento en el que la sociedad estaba empobrecida y apenada por lo vivido en los últimos años. El modelo se completaba con largos guantes largos de cuero, zapatos de salón, muy ligeros, con tacón de aguja, y un sombrero de paja de insólitas proporciones, como el que se muestra en las fotos de la época realizadas por el fotógrafo Willy Maywald. De este modo el glamour de los 50 queda definido y congelado en nuestras retinas.

La silueta del Traje Bar, llena de femineidad y de glamour y el mundo de las flores han sido el punto de partida e inspiración para los sucesores de la casa francesa y siguen vigentes como motor de creación a pesar de haber pasado décadas desde ese primer desfile denominado Corolle (1947). Dicha vigencia se puede apreciar en los desfiles del gran John Gallinano (Primavera-Verano, 2011)  y los de Raf Simons (2012-2013), su último sucesor en la Maison del que ya hablamos en un anterior post de este blog.

influencia del traje bar en los sucesores de dior

Nos despedimos por hoy con el glamour parisino hecho canción, por lo menos en mi opinión. Es la canción Je ne veux pas travailler en la versión de la singular orquesta PinK Martini y que ya popularizó la gran Edith Piaf. Toda la ligereza y la sofisticación del tul, la belleza de París y el eterno aroma de las flores en el aire traducido en notas musicales y una letra despreocupada. Así que ….¡que disfrutéis de la vida y su belleza!

Espero que os haya gustado conocer algo más sobre el Traje Bar del gran Christian Dior: glamour y ligereza. ¿Lo conocíais? ¿Qué os parece el que se convirtiera en un verdadero escándalo en su época? Espero vuestros comentarios con impaciencia mientras preparo el post sobre el próximo vestido icono de la moda.

By | 2018-05-31T08:30:04+00:00 marzo 17th, 2016|Historia de la Moda|6 Comments

About the Author:

Sara Marcos

6 Comments

  1. El amanuense 17 marzo, 2016 at 8:43 am - Reply

    Buenos días: comienzan las clases de costura y moda!!!!Vaya lección a través del pensamiento visual y de la sabiduría convertida en palabra. Somos palabras. Somos pensamientos. Edith Piaf, música con aires parisinos, bohemios y rebeldes. Como no. Hombros de boxeador, dice Dior, como los del campeón del mundo de los medios: Marcel Cerdan, amante de la pequeña cantante música francesa. Espero ya el segundo para después de las vacaciones. Grazias por compartir y por tu esfuerzo. Un abrazo

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 17 marzo, 2016 at 12:55 pm - Reply

      Buenos días, Amanuense. Gracias por leernos cada semana y por tus comentarios generosos. Habrá más vestidos, más pasos revolucionarios y más modistos personales y, por supuesto, habrá más música. Un abrazo

  2. Puli 17 marzo, 2016 at 1:29 pm - Reply

    Otro descubrimiento más en moda, el Traje Bar,elegante y vaporoso. Muchas gracias por tu trabajo y dedicación todas las semanas, siempre aprendo contigo, algunas cosas las olvidaré con mi memoria de pez, pero me encanta leerlas.Un beso grande.

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 21 marzo, 2016 at 9:34 am - Reply

      Muchas gracias, Puli. Se trata de que os guste y que disfrutéis tanto como lo hago yo preparándolas cada semana. Lo de aprender y nuestras memorias….eso ya es otra cosa! 😉 Un besazo y gracias por acompañarnos cada semana.

  3. Beatriz MCh 14 abril, 2016 at 3:14 pm - Reply

    Na na nana nananá, na na nana nananá… ¡ay, Tutti!, que sepas que a mí me encantan las infografías, pero opino como tú que las palabras son imprescindibles. Como imprescindible tú explicación sobre el Traje bar e imprescindible esa serie que empiezas sobre tipos de vestidos, esa prenda IMPRESCINDIBLE para mí ;). Y encima ilustras el post con una fotografía de Grace Kelly luciendo ese precioso vestido en «La ventana indiscreta». Una entrada con mucho glamour… ¡un aplauso!

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 15 abril, 2016 at 10:08 am - Reply

      Buenos días, Beatriz y muchas gracias. Las palabras en esta era digital y visual, aún tienen su cometido, si. Es verdad que tú eres una gran defensora del vestido y de esas siluetas tan femeninas como la que se consigue con el vestido Bar. Espero que también te gusten un poquito los demás modelazos de la serie. Muchas gracias por leernos y por tu comentario. Un abrazo muy grande.

Leave A Comment

Bienvenidos a Tutti Pazzi Per Labore

Camisetas para toda la familia, paraguas, mandiles, bodies para bebes, gorros, cojines, tote bags, diferentes bolsas de tela para niños y adultos, menorquinas… Todo lo que se te ocurra se puede pintar, te lo hacemos a mano y con mucho mimo, personalizado y exclusivo para tí.

Información de Contacto

C/ Moreda de Arriba, 89, Bajo Derecha 33670 Moreda de Aller (Asturias) Teléfono: +34 679 160 197 Email: info@tuttipazziperlabore.com Web: tuttipazziperlabore.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies