Un Ikebana en un paraguas

//Un Ikebana en un paraguas

Un Ikebana en un paraguas

Creo que desde hace un tiempo, vivimos un auge de la moda y el diseño que están convirtiendo en objetos estéticos y personales, objetos que antes sólo tenía un valor funcional. ¿Quién creía hace unos años, por ejemplo,  que íbamos a tener varios modelos de gafas y que las íbamos a cambiar según el estilo de nuestra ropa o en función de nuestro estado de ánimo (incluso, ¡oh, cielos!, que se iban a poner gafas aquellos que ni siquiera las necesitan por el mero hecho de verse diferentes, cosa que los que hemos sido miopes nunca nunca  entenderemos)  o que se podrían cambiar las carcasas de los relojes para combinar su color con el de nuestra ropa?

En mi opinión, los paraguas son unos de esos objetos que últimamente  se están convirtiendo en un objeto estético y personal, además de su funcionalidad. Hemos pasado de tener todos casi el mismo paraguas y por eso, confundirlo y olvidarlo en todas partes, a encontrar las formas de personalizarlo y convertirlo en un objeto único y por supuesto, estético. Y que puede hablar acerca de nosotros.

Hace unas semanas, en uno de nuestros post, hablamos de uno de nuestros  paraguas personalizados, (entrada que podéis recordar pinchando aquí), y esta semana hablamos de otro, aunque veréis que con un resultado y un estilo totalmente diferente.

La orgullosa dueña de este paraguas de Tutti pazzi per labore pintado a mano, escogió ella misma, de los modelos que le ofrecíamos, este llamativo paraguas antiviento gris con ribete en rojo con mango de cuero también rojo y sobre la decoración del mismo, sólo nos indicó que le apetecería que incluyéramos las siguiente frase: “Procura que tus palabras sean mejores que tu silencio”

Comenzamos entonces a pensar en cómo utilizar las sabias palabras de este proverbio, de origen japonés para unos y de origen hindú para otros, y llegamos a la conclusión de que las palabras debían tener una presencia fundamental y decorativa. Pero necesitábamos una imagen para complemetar las plabras y sabiendo del gusto de la persona que nos hacía el encargo por la cultura japonesa, decidimos  probar con un ikebana, una imagen que ejemplifica el equilibrio y al mismo tiempo los contrastes, la conjunción de los contrarios, como ocurría en este paraguas: el gris y el rojo, la palabra y el silencio, las letras y la imagen.

La palabra japonesa Ikebana proviene de Ikeru (“hacer vivir” o “llegar a la esencia de algo”) y Hana, que se pronuncia Bana, (“flor”). Con lo que podríamos traducir Ikebana como “hacer vivir la flor” o “revivir las flores”

Aunque desde Occidente el Ikebana se puede definir como unas normas para realizar arreglos florales a base de ramas, hojas, frutos y semillas, en realidad es un concepto mucho más complejo, muy alejado de unos meros trabajos manuales, ya que se trata de un arte milenario que emerge del respeto por la naturaleza, profundamente arraigado en la cultura japonesa. El ikebana, como otras formas de arte japonés (la caligrafía, la ceremonia del te o los haikus) encierran en realidad una filosofía, una forma de vivir.

Este arte, que tuvo su origen en el ámbito religioso, tiene como una de sus principales reglas que todos los elementos utilizados en su construcción deben ser de origen orgánico. La intención del artista detrás de cada disposición se ilustra a través de combinaciones de colores de una pieza,  formas naturales y líneas elegantes. Debe así mismo, primar el minimalismo, la sencillez y la forma del arreglo floral se basa en el triángulo escaleno, definida por tres puntos principales, por lo general ramas, considerada en algunas escuelas para simbolizar el cielo, la tierra y el hombre, y en otros, el sol, la luna, y la tierra.

En su elaboración se confunden la respiración, la paciencia, la armonía, el contacto con el alma de los objetos, los movimientos fluidos, la meditación. El silencio es una necesidad durante la práctica del ikebana. Es un momento para apreciar la quietud y la belleza de las cosas que pasan inadvertidas por nosotros debido al ritmo acelerado de nuestras vidas. Al igual que la caligrafía (Shodō), las flores forman parte de todos los momentos importantes de la vida japonesa y no sólo son empleadas para decorar sino para honrar, agradecer, regalar, generar sentimientos y hacerlos brotar en el que los realiza y en el que los observa.

El objetivo, más allá del resultado estético, es comulgar con la naturaleza, respetarla, crecer a través de ella, purificarse espiritualmente. Para ello, el alma debe unirse a la respiración y al movimiento del brazo, todo en armonía, todo fluyendo, como ocurre con el pincel en la caligrafía, casi una danza, que sutilmente nos ayuda a reflexionar por el carácter efímero del propio ikebana y sus elementos  sobre los ciclos vitales y los cambios estacionales, sobre lo efímero de la vida y su hermosura.

Para terminar con el post de hoy, os ofrecemos como es habitual, una pieza musical, en este caso del japonés Ryuchi Sakamoto, un maestro de la sencillez y la intensidad a través de las notas musicales. Concretamente este fragmento de la banda sonora que realizó para la película “Feliz Navidad, Mr. Lawrence” (1983) interpretada aquí en vivo y acompañado de una orquesta sinfónica. Una delicada pieza en la que armonizan los contrarios a la perfección, como sólo los japoneses saben hacerlo.

¿Qué os ha parecido el resultado del paraguas? ¿Os parece adecuada la imagen escogida para las palabras a las que acompaña? ¿Conocías el ikebana y la filosofía que encierra? Estaré encantada de leer y responder vuestros comentarios. ¡Hasta el próximo jueves!

By | 2018-05-31T08:30:21+00:00 enero 29th, 2015|Nuestros productos|17 Comments

About the Author:

Sara Marcos

17 Comments

  1. Maria José Fraile 29 enero, 2015 at 1:27 pm - Reply

    Una artista en constante evolución, en sintonía con la vida.

  2. Maria José Fraile 29 enero, 2015 at 1:29 pm - Reply

    Una gran artista, en constante evolución, en sintonía con la vida.

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 29 enero, 2015 at 3:27 pm - Reply

      Muchas gracias, Maria José.Me gustan los retos. Me hacen crecer y encontrar cosas nuevas que compartir con todos vosotros. Gracias por seguir a Tutti y su blog cada semana.Besos

  3. MB 29 enero, 2015 at 6:51 pm - Reply

    No sé si han sido las palabras, la filosofía japonesa, los colores, la caligrafía o qué, de lo que estoy segura es que has sido TÚ, tu imaginación, tu arte, tu saber hacer, tu forma de implicarte en cada reto, lo que ha hecho de este paraguas una auténtica maravilla. Me encanta. Un besote.

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 29 enero, 2015 at 9:39 pm - Reply

      Muchisimas gracias, MB. ¡Me pongo rojita con lo que me dices! Me alegro de que te guste el resultado. Sólo intento adaptarme a cada encargo buscando el mejor resultado posible. Esa búsqueda y vuestras palabras son las cosas más bonitas de este proceso.
      Besos!

  4. Cristina 29 enero, 2015 at 7:06 pm - Reply

    No tengo la suerte ni de saber tanto, ni de saber expresarme tan bien como tú, pero la palabra Ikebana, que yo desconocía, me transporta con su sonoridad y simplemente pronunciarla me produce tranquilidad, la misma que da ese maravilloso paraguas¡¡¡ Cada día mejor. Un besote

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 29 enero, 2015 at 9:43 pm - Reply

      Cristina,muchas gracias. Pues si la palabra ikebana te da tranquilidad te invito a que leas algo más sobre ese arte y su filosofía y te animes a practicarlo. Seguro que disfrutas del proceso y del resultado. Me alegra que te haya gustado este paraguas y su historia. Un fuerte abrazo

  5. Beatriz MCh 1 febrero, 2015 at 11:10 am - Reply

    ¡¡¡Vaya obra de arte!!! Muchas gracias por compartir con nosotros todo el proceso de creación que desde luego revaloriza el resultado final, ya precioso de por sí. Me ha encantado. Bravo Tutti, sigue así.
    P.D. Preciosísima la pieza musical, hoy no me he despistado a pesar del móvil 😉

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 1 febrero, 2015 at 11:42 am - Reply

      Jajaaa…Muchas gracias, Beatriz Mch!! No se te escapa una !! 😉 . Me alegro mucho de que te haya gustado el paraguas y el proceso. Eso me anima a compartir con vosotros nuevos proyectos y encargos que van surgiendo. Espero que sigas con nosotros cada semana y te gusten los resultados. No te lo pierdas !! 🙂 Besos

  6. Cesar 2 febrero, 2015 at 8:19 pm - Reply

    Me gusta mucho esa exploración tuya de los motivos japoneses, creo que sería una buena línea a explotar 🙂

    Besos y a seguir con el buen trabajo.

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 3 febrero, 2015 at 10:13 am - Reply

      Muchas gracias, César. Tendré en cuenta tu sugerencia. Gracias por seguir el blog de Tutti. Besos!

  7. Abs28 3 febrero, 2015 at 11:59 am - Reply

    Oye pero es qeu está fenomenal lo que nos cuentas.y vaya trabajazo expreser todo esto en tus creaciones, no?Muchas felicidades

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 3 febrero, 2015 at 1:02 pm - Reply

      Te agradezco tu opinión y me encanta que lo expreses con ese entusiasmo. Lo importante es que la lectura de cada post os guste y os aporte tanto como a mi escribirla cada semana. Muchas gracias y besos

  8. Mavi 11 febrero, 2015 at 3:56 pm - Reply

    Hola guapa. Poco a poco voy leyendo tus post y he de decir que me encantan. Se nota que pones todo para que entendamos el proceso de creación. Alles hat seine Zeit y ahora el tiempo es tuyo. Un beso

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 11 febrero, 2015 at 6:01 pm - Reply

      Muchísimas gracias, Mavi. Disfruto compartiendo estos procesos con vosotros y me alegra leer que a algunos de vosotros también os gusta. Esa es la mejor recompensa 🙂 BSS

  9. David Bowie 20 febrero, 2015 at 1:25 pm - Reply

    Gran banda sonora para mi mejor interpretación en una película. Deberías poner la pieza musical al principio, para que sirva de acompañamiento a tus palabras (éstas lo merecen).

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 20 febrero, 2015 at 9:46 pm - Reply

      Muchas gracias. Sí, gran música la de Sakamoto para una película en la que también actúa él, junto con Bowie. Dos músicos característicos para los papeles protagonistas de esta película. Gracias por compartir tu opinión con nosotros y gracias por leer el blog de Tutti. Besos

Leave A Comment

Bienvenidos a Tutti Pazzi Per Labore

Camisetas para toda la familia, paraguas, mandiles, bodies para bebes, gorros, cojines, tote bags, diferentes bolsas de tela para niños y adultos, menorquinas… Todo lo que se te ocurra se puede pintar, te lo hacemos a mano y con mucho mimo, personalizado y exclusivo para tí.

Información de Contacto

C/ Moreda de Arriba, 89, Bajo Derecha 33670 Moreda de Aller (Asturias) Teléfono: +34 679 160 197 Email: info@tuttipazziperlabore.com Web: tuttipazziperlabore.com