Vestido pintado a mano: brochazos de estilo

//Vestido pintado a mano: brochazos de estilo

Vestido pintado a mano: brochazos de estilo

Hoy no os voy a hablar de paraguas. La lluvia nos ha regalado una semana de tregua y ha dado cancha al sol, así que eso me ha hecho acordarme del verano (que despediremos oficialmente este fin de semana), ponerme contenta y rescatar este encargo con el que disfruté tanto y que quiero hoy compartir con vosotros: un vestido pintado a mano.

Sabéis, los que seguís habitualmente este blog, que llevo tiempo haciendo experimentos con ropa. Dando una segunda vida a prendas propias, buscando un estilo propio, porque me gusta lo original, lo diferente y adaptar lo estandarizado a lo propio. En esa búsqueda, me he dado cuenta que me gusta expresarme a través de lo casual, de lo espontáneo y de la pintura en su aspecto más esencial. Me gustan las pinceladas, brochazos, salpicaduras y manchas, bien geométricas y más ordenadas o bien agolpándose unas con otras salvaje y libremente. Pues en ese camino de pequeños pasos inciertos y salpicaduras,  por fin, hemos dado un paso firme y oficial, el paso que nos ha llevado hasta este vestido pintado a mano al que nos encargaron dar color, e incluso, yo diría que fuerza, para que a su dueña le gustara aún más si cabe (que si cabía).

Contábamos con un lienzo (en este caso en negro) con muchas posibilidades: un bonito vestido, sencillo, pero con pequeños detalles en su confección, como el pliegue de la espalda o su parte inferior con cierto movimiento e irregularidad que ya lo convertían en una pieza original. Sin embargo, su dueña, una colorista moza, amante de todo lo artístico y defensora de lo artesanal, pensó en Tutti pazzi per labore, para aportar el color que ella, creía que le hacía falta.  Feliz de que pensara en mí para este reto, decidí que una decoración abstracta era lo más adecuado  para este vestido por su diseño y por los gustos modernos de la encargada en lucirlo.

Los colores escogidos para las pinceladas que iban a poblar este vestido pintado a mano responden a las preferencias cromáticas de su dueña: rojo y verde. ¡Ventajas de lo personalizado! (Ya sabéis, vosotros pedís por esa boquita…y vuestros deseos son órdenes para Tutti pazzi per labore). Decidimos además introducir el color blanco para aportar luz al conjunto y que resaltaran más los otros tonos y combinar el rojo con el naranja y el verde que estuviera presente en dos tonos diferentes, para que el conjunto fuera más rico y pudiéramos conseguir transiciones entre los colores.

Y me puse manos a la obra (a la pintura), porque estos trabajos no requieren quizá tanto de bocetos previos, como sí de reflexión, visualización…y ¡coraje! Porque una vez se empieza no hay marcha atrás ni otro vestido igual para enmendar la hazaña. Cuando tuve clara la idea escogí qué partes del vestido íbamos a pintar y cuales no en líneas generales, para que quedara equilibrado en las masas y en el momento de pintar ya no eliges tú, sino la pintura. Como dijo Helen Frankenthaler (1928-2011) “No hay reglas. Hay que dejar que la pintura te lleve donde te quiera llevar”. Amen.

Terminamos la entrada de hoy con una canción que se resiste a salir de mi cabeza desde que la escuché hace muy poco tiempo en un estupendo directo. Casi como un mantra en estos momentos de puntchball y escaqueo, “Alguien tendrá la culpa” de Christina Rosenvinge de su álbum de 2015 “Lo nuestro”, tiene ese aire tribal, como las pinceladas de nuestro vestido pintado amano, que actúa como motor del grupo que a veces da tanto miedo. Tambores de guerra que ensordecen e impiden la reflexión. Sencilla pero contundente.

Espero que os haya gustado el resultado de nuestro vestido pintado a mano. Para mí ha sido un reto, un placer y un orgullo. Un camino que explorar y transitar más a menudo. Las prendas que nos acompañan hablan de nosotros pero debemos procurar que cuenten la verdad, que hablen de lo que somos y en lo que creemos. Este vestido pintado a mano os aseguro que podría haber salido por la boca de su dueña.

By | 2018-09-19T19:40:48+00:00 septiembre 20th, 2018|Nuestros productos|2 Comments

About the Author:

Sara Marcos

2 Comments

  1. El amanuense 20 septiembre, 2018 at 8:00 pm - Reply

    Buenas tardes, Tutty: alguien tendrá la culpa!!!!! Vuelves rockera, a ritmo de brochazos intensos, de una nueva era que deje de vendernos modelos únicos, machistas y exento de esperanza. Un vestido de alguien especial, seguro. Pintado por alguien muy especial para momentos intensos. Desde los verdes luminosos de los valles Astures, llegara la energía que complementa el negro riguroso y elegante. Vaya semana de pintura tan especial en este post tan extraordinario para afrontar el otoño. Grazias por esta delicia de música de Christina. Un abrazo enorme para tod@s

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 27 septiembre, 2018 at 9:11 am - Reply

      Hola, Amanuense. Sí, rockera y con energías renovadas. Qué remedio. Los brochazos dan energía, es los que tiene la pintura en estado puro. Un abrazo grande para ti y nos seguimos leyendo.

Leave A Comment

Bienvenidos a Tutti Pazzi Per Labore

Camisetas para toda la familia, paraguas, mandiles, bodies para bebes, gorros, cojines, tote bags, diferentes bolsas de tela para niños y adultos, menorquinas… Todo lo que se te ocurra se puede pintar, te lo hacemos a mano y con mucho mimo, personalizado y exclusivo para tí.

Información de Contacto

C/ Moreda de Arriba, 89, Bajo Derecha 33670 Moreda de Aller (Asturias) Teléfono: +34 679 160 197 Email: info@tuttipazziperlabore.com Web: tuttipazziperlabore.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies