William Morris: arte al servicio de la sociedad

//William Morris: arte al servicio de la sociedad

William Morris: arte al servicio de la sociedad

Como os señalé hace pocos días desde el facebook de Tutti pazzi per labore, este otoño viene cargadito exposiciones muy interesantes. Ya hablamos de una de estas citas ineludibles en una de las primeras entradas de esta temporada y hoy toca el turno de hablar de otra muy diferente pero igualmente interesante: la que puede visitarse hasta el 21 de enero (de forma gratuíta) en la Fundación Juan March de Madrid y que luego podrá visitarse del 22 de febrero y hasta el 21 de mayo en el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) sobre William Morris y el Movimiento Arts and Crafts que él mismo lideró. En este caso, así como en el Pertegaz antes señalado, la muestra no es sólo interesante por su contenido, sino porque con ellas se hace justicia a una figura o bien desconocida o bien no reconocida en su justa medida por el público general pese a la importancia de su trayectoria, su producción y sus ideas. No olvidemos, que las exposiciones no sólo sirven como vía de disfrute estético sino también para recordar y poner en valor figuras desdibujadas por el tiempo y por los caprichos del destino. Aunque, en el caso de Morris, como en el de otros, el homenaje se le está haciendo no sólo desde los espacios expositivos y eso, también es bueno.

Desde hace meses, en mi semillero de futuras entradas, tenía un pequeño brote en espera del momento adecuado en el que pudiera crecer y desarrollarse con fuerza. Eran unas pocas líneas sobre William Morris y la Casa Roja (The Red House) que sobrevivían a las sucesivas cribas gracias a mi enorme admiración por esta figura fundamental en la que hunden sus raíces ideológicas y artísticas los representantes del Arte Modernista que tanto me gusta.  Resistían en espera del momento adecuado para tomar forma, y este momento, por fin ha llegado gracias a la exposición recién inaugurada.

Antes de sumergirnos de lleno en la figura de William Morris y en su obra, os invito a que disfrutéis de los dos vídeos que os dejo a continuación: el primero, sobre la muestra organizada por la Fundación Juan March titulada William Morris y Compañía: El movimiento Arts and Craft en Gran Bretaña. Ésta es la primera muestra organizada en España sobre el movimiento Arts & Crafts (Artes y Oficios), movimiento en auge en la artesanía y el diseño británicos desde 1880 hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial. El segundo, es un resumen muy visual y con subtítulos en castellano, realizado por The School of Life, sobre la teoría política que articula su pensamiento artístico, para ir situándonos en su estética y en el contexto social  en el que desarrolló su labor y la de éste movimiento.

Además, con motivo de la muestra se celebra un ciclo de interesantes conferencias sobre la figura del artesano, artista y teórico que podéis escuchar siguiendo el siguiente enlace:

Escuchar las conferencias sobre la figura de William Morris en la Fundación Juan March de Madrid

«El arte es la humanidad hecha oficio; el resto es esclavitud» (William Morris)

William Morris (1834-1896), hombre de amplios intereses y cuidada educación, abarcó, al igual que los artistas del Renacimiento, distintas disciplinas artísticas movido por sus variados intereses estéticos, intelectuales y sociales. Decorador de interiores, tejedor, pintor, pero también poeta, novelista, traductor de los clásicos e impresor y activista social y político que defendió el socialismo, frente a la consolidación del gran capitalismo industrial y el apogeo del Imperio británico de la época Victoriana en la que le tocó vivir. Buscaba a través de las ideas socialistas y el arte una vuelta a la simplicidad, a una sociedad más justa que encontrara de nuevo en la artesanía la salvación frente la alienación de la máquina. Creía en el papel del arte como dignificador de la vida de los ciudadanos y en la necesidad de que los trabajadores tuvieran unas condiciones dignas en sus puestos de trabajo y en sus hogares. Estos objetos artesanales debían servir para aportar felicidad y dignidad tanto a los que los realizaran como a los que disfrutaran de ellos a través de su belleza y su elaboración manual y particular. «No quiero arte para unos pocos, de la misma manera que no quiero educación para unos pocos o libertad para unos pocos» , diría Morris, alejándose así de la visión elitista del arte y la cultura.

La vuelta al taller, frente al anonimato y servilismo de las naves industriales, implicaba un trabajo en equipo, de cooperación entre las artes y los hombres. El artesano no es un mero obrero para William Morris, sino un creador. Pero el trabajo industrial había terminado con todo eso impidiendo que el trabajador pudiera desarrollar sus capacidades creativas e imaginativas. Por esta razón, a través del arte y el trabajo manufacturado, pretendía devolver al ciudadano la felicidad que le había sido usurpada en la «época del sucedáneo«, tal y como lo denominaba William Morris.

A propósito de esto y del teatro de su época, manifestó: «Me parece muy grave que la calidad de los teatros sea tan baja y que se nos impongan algunos penosos sucedáneos aún a costa del esfuerzo de muchas personas honradas y a menudo brillantes. (…) Conozco la triste explicación de este declive: la mayor parte de los ciudadanos lleva unas vidas tan tristes, desempeña labores tan mecánicas y aburridas y sus momentos de reposo son tan vacuos y casi siempre tan agotadores por culpa del exceso de trabajo que cualquier cosa que le presenten como entretenimiento servirá para atraer su atención». ¡Uy! ¿No os recuerda a algo? Me temo, que el mundo, por desgracia, no ha cambiado nada en un siglo.

Reflejo de esta inquietud y curiosidad artística y vital, es la selección heterogénea de objetos que se reúnen en la muestra referida: un conjunto de 300 piezas que abarca desde mobiliario, textiles, papeles pintados, joyas, cerámicas, hasta encuadernaciones y grabados, y que algunas de ellas pueden verse, habitualmente, en el Victoria and Albert Museum de Londres.

Sus teorías políticas y artísticas tienen sus raíces en su época de formación en la Universidad de Oxford, años reflejados en la primera sala de la exposición que nos ocupa, donde recibió influencias del romanticismo inglés, y a las teorías de John Ruskin (1819-1900), crítico de arte y filósofo, con el que tuvo una estrecha relación durante toda su vida y fue el máximo responsable del revival medievalista que se vivió en el XIX, y de Thomas Carlyle (1795-1881), filósofo e historiador· En los años de universidad, Morris conocería además a Edward Burne-Jones y a Dante Gabriel Rossetti, que luego sería unos de los principales integrantes de la Hermandad de los Prerrafaelistas, defensores todos ellos de una Edad Media idealizada llena de armonía y belleza en contraposición con la época en la que ellos vivían y amigos cercanos de Morris.

Esa concepción global e igualitaria del arte, en pos de la belleza y la utilidad, le llevó a defender que no existía diferencia en Artes Mayores y Menores o, de otro modo, entre las llamadas Artes y las Artes aplicadas. Artes y artesanía estaban igualadas en calidad y dignidad para él, algo que yo siempre defenderé porque todas ellas están englobadas en el diseño.

«Además de producir cosas hermosas, la pasión rectora de mi vida ha sido y sigue siendo el odio a la civilización moderna» (Cómo me hice socialista, William Morris, 1894)

estampado floral disenado por william morris
papel floral para la pared de william morris

Aunque con lo expuesto hasta aquí pudiera parecer lo contrario, William Morris era un hombre de acción, no sólo un teórico, y todas sus ideas fueron llevadas a la práctica, viviendo con absoluta coherencia. La aplicación de las mismas es lo que podemos visitar en la segunda sala de la muestra a través de tres de sus proyectos:

En primer lugar, la casa que creó como regalo de bodas para su mujer Jane Burden, The Red House, en Bexleyheath en 1859 que construyó con su amigo Phillip Webb y de la que se encargaron de diseñar y realizar, Morris y Jane, todos y cada uno de sus elementos. En dicho espacio, todo era bello y útil, un espacio agradable y habitable donde quedaba claro que no existía la división entre las artes.

Esta decoración integral de su hogar, dio paso a The Firm (La Compañía) en 1861, Morris, Marshall, Faulkner & Co., empresa con la que comenzó a producir artesanía doméstica, ya con fines comerciales y que en 1875 se convertiría en Morris & Co

Por último, en su última etapa aplicó estos principios a la impresión con la creación de su empresa Kelmscott Press donde ejerció como editor y tipógrafo, inspirándose en textos medievales y motivos florales, diseñando además fuentes como Chaucer, Kelmscott Golden y Troy.

Aunque William Morris fue la cabeza visible de este movimiento, muchos otros fueron los que trabajaron con él y pusieron sus ideas en práctica a través del movimiento Arts and Crafts en Gran Bretaña. Por esta razón, la tercera sala de la muestra está dedicada a todos esos otros artistas, también creadores globales, artesanos exquisitos y defensores de la recuperación del medievalismo como C.R. Ashbee, M.H. Baillie Scott, Sidney Barnsley, Walter Crane, E. Gimson, W.R. Lethaby, Mary Macdonald, Charles Rennie Mackintosh, el escocés que aunque inspirándose también en lo vegetal creó un lenguaje más geométrico y menos naturalista muy característico y reconocible, C.F.A. Voysey y Philip Webb, así como de los establecimientos Liberty y Heal’s.

Para cerrar esta muestra, los comisarios de la misma han incluido la expansión internacional del movimiento entre 1890 y 1914, con autores como el americano Frank Lloyd Wrigth, los catalanes Antonio Gaudí y sobre todo Puig y Cadafalch, Franz María Hoffmmann y posteriormente su influencia en la escuela de la Bauhaus.

red house william morris

Antes de cerar con el habitual broche musical, me gustaría haceros dos invitaciones:

La primera que, como siempre, pero hoy más que nunca, visitéis los enlaces que se esconden detrás de las palabras en negrita, porque con ellas se amplía la información, se aportan imágenes y vídeo para que podáis seguir tirando de ciertos cabos muy interesantes. Lo hago de este modo, para no entorpecer el texto con interminables paréntesis aclaratorios. Son pequeños cajones llenos de secretos.

Y en segundo lugar, quiero haceros una recomendación literaria. Si os ha gustado la entrada de hoy, si queréis saber más o si simplemente os fascina la época victoriana y sus cambios políticos, históricos y culturales, os invito a que leáis El Libro de los niños  de la maravillosa (y cultísima) A.S. Byatt, una fantástica novela que se centra en la historia de varias familia de artistas-artesanos y que tiene como telón de fondo la Inglaterra de mediados del XIX y comienzos del XX. Se entiende a través de ella a la perfección el papel de la artesanía y del arte, la revolución industrial y los ambientes intelectual del momento.

Y terminamos, ahora sí, la entrada de hoy con una mirada al pasado desde el presente también en lo musical. Ésta es una curiosa versión que descubrí hace poco de un clásico y que me pareció muy acertada. No era fácil el reto, en absoluto, pero creo que salieron victoriosos. El tema versionado es Ojalá de Silvio Rodríguez compuesto en 1969 y los valientes que se han atrevido con ese miura son La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A). Espero que os guste.  Ojalá viviéramos en un mundo y una época en la que las utopías y los deseos de vivir de otras formas pudieran materializarse, como en los tiempos remotos de William Morris. Sus palabras hoy siguen teniendo ecos revolucionarios en nuestros días, como las de Silvio.

Espero que os haya gustado la entrada de hoy y que si no lo conocíais, os haya servido para interesaros en la fantástica figura de William Morris y sus ideales. Me encantaría conocer vuestra opinión sobre su obra y sus pensamientos a través de vuestros comentarios. Comienza la cuenta atrás para la siguiente entrada de post. Buena semana.

By | 2018-05-31T08:29:48+00:00 octubre 19th, 2017|Artes plásticas y artes visuales|4 Comments

About the Author:

Sara Marcos

4 Comments

  1. El amanuense 19 octubre, 2017 at 4:39 pm - Reply

    Buenas tardes, Tutty: por fin llueve!!! Y con la lluvia, llega este homenaje-recordatorio a una persona del Renacimiento, un adelantado a su tiempo, pero de una vigencia cargada de sentido común y coherencia que dan ganas de no salir de tu post. Grazias por la densidad y la cantidad de enlaces y por los vídeos. LA MODA, es otra de mis bandas sonoras últimamente, así que diste en la diana, y seguro que hay muchos lector@s que te lo agradecen.Sigo viviendo en tus post. Un abrazo y buena semana para tod@s.

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 19 octubre, 2017 at 4:47 pm - Reply

      Buenas tardes, Amanuense. Estamos en otoño ya por fin, sí. Hoy reconozco que es denso pero William Morris da para mucho y para mucho más podría haber dado…pero tampoco quiero que me cojáis manía 🙁 😉 Ojalá en boca de la MODA suena más rotundo, con más exigencia y menos poético, más de este tiempo. Es una de las versiones que más me ha gustado y sorprendido últimamente.Nos leemos la próxima semana. Un abrazo grande

  2. Jose 24 octubre, 2017 at 11:16 am - Reply

    Casualmente hoy en una conversación ha salido Williams Morris y después caigo en la lectura de este post….será esto una señal? no lo conocía pero ahora pondré mas interés en él..
    gracias tutti

    • Sara Marcos
      Sara Marcos 24 octubre, 2017 at 5:12 pm - Reply

      Hola, Jose. Las casualidades no existen, así que yo me decanto por una señal, sí …de qué? Pues no lo sé , pero habrá que estar atentos 😉 Espero que la entrada te sirva para detectarla 🙂 Un beso muy grande y gracias por seguir el blog

Leave A Comment

Bienvenidos a Tutti Pazzi Per Labore

Camisetas para toda la familia, paraguas, mandiles, bodies para bebes, gorros, cojines, tote bags, diferentes bolsas de tela para niños y adultos, menorquinas… Todo lo que se te ocurra se puede pintar, te lo hacemos a mano y con mucho mimo, personalizado y exclusivo para tí.

Información de Contacto

C/ Moreda de Arriba, 89, Bajo Derecha 33670 Moreda de Aller (Asturias) Teléfono: +34 679 160 197 Email: info@tuttipazziperlabore.com Web: tuttipazziperlabore.com